sábado, 19 de septiembre de 2009


Complicidad.
Me gusta esa complicidad que tenemos los dos, no es telepatía, ni cosas de esas, es una electricidad particular. Es una mirada instantánea y dentro de ella un torrente de palabras. Es un gesto, una mano puesta en tu hombro. La complicidad se teje puntada a puntada en ese tejido que es nuestra vida, con ambas manos pasamos el hilo de la amistad, los días van como una aguja, anudando las emociones unas a otras, los secretos, las risas, como hilos de colores. Ese entramado nos va uniendo en un dibujo, un paisaje que se pierde a lo lejos, donde se adivina dos seres compartiendo una vida.

1 comentario:

Rive Gauche dijo...

Perfecta definición, perfecta. No es sólo complicidad, es mucho más.