A bordo.

Todo lo que usted puede leer es fruto de la imaginación , mía y de muchas personas qúé un dia me contaron.

lunes, 28 de septiembre de 2009

LLueve, por fin.

Llueve, por fin llueve, mis neuronas lo deseaban, mis sentidos la necesitaban. Me produce una gran alegría ver rebotar las gotas en el cristal. Es el preludio del otoño. Esta mañana camino del trabajo pisaba las primeras hojas en la carretera. Me produce paz, me incita a pasear sin rumbo, me recoge en mi interior. Busco el silencio para oír su murmullo. Noto como las plantas se abren a la lluvia. Eso me recuerda a ti con tu boca entreabierta y tus labios gorditos. Aun sigo necesitando ese último beso.
Llueve y en ese momento solo quiero estar conmigo. Con esa agenda inacabada de recuerdos, momentos fugaces que quedaran siendo fugaces, de añoranzas de juegos, de caricias olvidadas. Cuando todos huyen al interior yo salgo, de la mano un paraguas por si arrecia y a caminar. Es un placer perderse y perder ese GPS que nos han introducido en nuestra piel entre unos y otros, por si acaso dejo olvidado mi móvil como si tal y marcho.
Porque es una soledad buscada, momentos de feliz balance de esta vida agitada, momentos de un café en un lugar inopinado, momentos de yo conmigo. Es agobiante esta vida de alerta máxima, es agobiante a no ser que seas un feliz despistado. Los teléfonos, los encargos, los recados, las obligaciones, las sutilezas, dejadas como si qué en tu camino para hacerte pensar. Son minúsculos chips morales que caminan por tus venas y tu mente, manteniéndote en el redil. Me siento en un banco o me coloco bajo un techo improvisado y veo pasar, solo eso, ver pasar. Corren todos en pareja, en grupo, solos, de la mano, buscan un taxi, miran el reloj, porque todos vamos a “picar” en alguna obligación. Una intima satisfacción me recorre la espalda, ufffffffffff como estará sonando mi móvil.
Pero…..si fijas tu atención ves otro u otra caminando con pausa, degustándose, paladeando cada charco, evitándolo con elegancia, ….un saltito, ……una sonrisa,…….buenas tardes señora,……por fin llueve. ……………….Es el otoño que está llegando. Me gusta ver llover, sentirlo, oírlo. Me gusta su sonrisa.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...