A bordo.

Todo lo que usted puede leer es fruto de la imaginación , mía y de muchas personas qúé un dia me contaron.

domingo, 4 de octubre de 2009

estar enamorados

Se enamoran los hombres? acabo de leer en una página. No sé, la pregunta me sorprende tanto, como si me preguntaran si tengo piernas. En que se nota o como es lo que sentimos dentro, creo yo que va la pregunta. Pues he intentado responder en mi pensamiento, internamente creo que sentimos iguales a ellas, basta con ver la cantidad de poetas, de escritores, músicos y todos aquellos que han dejado escritos sus sentimientos, en cantidad y calidad creo que somos iguales. Pero. ¿y en el exterior?, aquí creo que se han invertido los papeles. Aquella arrogancia, aquel pavoneo, aquel cantar bajo una ventana, aquello pienso que está cambiando. Antes, luchábamos entre nosotros, competíamos con demostraciones de poder, de virilidad, de poseer cosas y airearlas, todo aquello eran nuestro plumaje en el cortejo, pero…quien corteja a quien hoy.
Entonces, puedo hablar de mí. Les pondré un ejemplo. Cuando voy en mi barco, se donde quiero ir, tengo las marcas, la dirección, el conocimiento del viento y del manejo de las velas, pero el barco en si tiene vida propia. Luchas, sientes tu grandeza y tu pequeñez en un instante, eres consciente de una fuerza superior a todo, que te lleva y solo cuando todo se conjuga es, cuando sentado en tu popa y timón en la mano, acaricias las olas, ves el horizonte y comienzas a saborear colores y olores. Cuando eres consciente del viento, él de ti y formas una sola cosa el barco y tu. Pues algo parecido es llevar dentro de ti el amor. Lo conoces, lo sabes, lo sientes, los sufres, pero cada día es distinto y su goce igual.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...