A bordo.

Todo lo que usted puede leer es fruto de la imaginación , mía y de muchas personas qúé un dia me contaron.

lunes, 5 de octubre de 2009

Hay días que no son el día adecuado. Ni noche, ni semana, ni nada. Si realmente nos pareciéramos tanto a un ordenador, me habría salido en los ojos en mensaje como ese de “se ha detectado un error grave y este programa se tiene que cerrar”, consulte a Microsoft. Así llevo un par de días, mejor dicho llevo ya unos días. Lástima, los humanos no tenemos esta posibilidad, así que nos recogemos hacia dentro, nos pasamos un rato pensando que es lo que pasa, miramos aquí o allá y no encontramos nada Al llegar a la noche vemos claro que el tiempo es eso, solo tiempo, que no has reparado en esa luna llena de arriba, ni de la puesta de sol que te has perdido, ni de los correos que no has recibido, ni de esa gente amiga que tampoco te escribe, ni llama, ni nada.
Buscas en tus archivos y no se abren, ni las imágenes, ni tus favoritos, ni la música y si fueras como tu móvil te encontrarías con el mensaje “solo 112”, fuera de cobertura. Es eso nada más. Fuera de cobertura. El corazón y la mente que hablaba otro día no se hablan, así que cada cosa que pasa son solo sucesos encadenados por un reloj. Hechos físicamente explicables, carentes de emoción. Es como ver la vida a través de un cristal anodino. Estoy cansado, perdón, tengo que reiniciar………………………………………..

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...