A bordo.

Todo lo que usted puede leer es fruto de la imaginación , mía y de muchas personas qúé un dia me contaron.

viernes, 9 de octubre de 2009

Orbayu

Orbayu es una nube al alcance de tus manos, son minúsculas gotitas de agua en un entorno de niebla. Si no te das cuenta terminas mojado. Pero a lo que voy, pasear o estar cuando orbayando (también es un verbo) es una delicia y traduce muchos estados de ánimo. Hay como una especie de misterio que te rodea, un repeluco de frio en la piel y esa sensación de humedad. Si estas es Galicia que es lo propio de este caso comprendes al instante lo de las meigas. La vegetación es de una lujuria que te sorprende, la cantidad de verde a tu lado hace que tu alma se recoja.
Depende de lo que anide dentro de ti puedes saltar de alegría, o deprimirte al máximo porque no ves a dos pasos. Como siempre y eso pasa en todo en la vida depende todo de quien va contigo y el primero es ese yo que nos habla y vive con nosotros. Es ese que vemos cada mañana en el espejo. No un pepito grillo cargante, no, es .....lo que somos y cuando nos empeñamos en ser otra cosa se rebela, se ríe de nosotros. Pero también nos susurra cosas maravillosas, nos da los buenos días, nos evoca canciones de otros tiempos y en esa espesura, en ese no ver nada cuando las nieblas nos envuelven, entonces es la mejor compañía.
El primer paso a la felicidad es estar de acuerdo con el espejo cada mañana. A nuestro alrededor hay personas que cuando ven esa imagen sienten agrado, cariño, amor. Me refiero a la del espejo. Otros siempre te están proponiendo metas cada vez mas lejanas. Quiero tener a mi lado a los primeros, porque cada día el otro yo y yo mismo nos parecemos más.
Esta mañana salí a la calle, había niebla y orbayaba. El bosque era de coches. En medio de todo ello, alguien desconocido me sonrió, me recordó a ti en su calidez. La de cosas que da una niebla.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...