A bordo.

Todo lo que usted puede leer es fruto de la imaginación , mía y de muchas personas qúé un dia me contaron.

jueves, 22 de octubre de 2009

Otoño


El otoño llega, sus fríos amaneceres, sus ocres en todos sus tonos de las hojas que caen, en preludio del invierno. Aun no nos sobrecoge el silencio gris de enero, pero ya lo sentimos. Es época de reflexión y de madurez, de recogimiento, pero sin abandono. Ahora es cuando los animalillos recogen sus bayas para sobrevivir. Ahora la mariposa se transforma en su crisálida. Ahora los últimos pajarillos deciden entre los dos que hacer con su prole. Ahora los arboles abrigan sus pies con un manto rojizo para no resfriarse.
Es bueno recuperar el valor del silencio, desojar nuestra agenda, mirar nuestro armario, abrir los baúles, mirarnos al espejo para averiguar si este verano de luz y alegría nos han dejado algo en nuestras manos. Pero no bajemos las persianas del ensimismamiento, de la tristeza. Los maestros Flamencos hicieron del ocre su color más usado, sus cuadros son ejemplos de los claroscuros, pero por el contrario son ejemplo del uso de la luz. No hay luz sin sombras ni viceversa. No existe otoño sin primavera. Recojamos sus frutos, abriguémonos y cuidemos de todos aquellos que vivirán todo un largo invierno con nosotros.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...