miércoles, 21 de octubre de 2009

Un beso para practicar



Cuando era niño los besos los cortaban los censores, por la lucha contra el pecado. Este beso es uno de los mejores en la pantalla y la película es una de las 50 de la historia del cine que no puedes dejar de ver. Deborah Ker y Burt Lancaster inmensos. Pero también el resto Sinatra, Montgomery Cliff y un secundario de esos, que no se explica lo de secundario, a mi me encanta este actor, Ernest Borgnine.
Os dejo estas imágenes e imagínense, a los espectadores de aquella época removiéndose en sus butacas, en una época oscura, en la oscuridad de la sala con un film en blanco y negro. Los suspiros y los corazones acelerados y sin duda un comentario en voz baja……”hijo, a ver cuando me das un beso como ese”.
Mi almohada hizo de sparring obligado para las prácticas primeras.

No hay comentarios:

Un deseo.

Anoche se quemaron  millones de deseos escritos en papel en las hogueras de San Juan. Hace un año quemé  el mio, se hizo realidad po...