A bordo.

Todo lo que usted puede leer es fruto de la imaginación , mía y de muchas personas qúé un dia me contaron.

domingo, 22 de noviembre de 2009

Sombras.




Amo los grises y las sombras de quienes amo. Sin esos matices serian como los demás. Me gusta la fotografía, pero en blanco y negro cuando se trata de rostros. El color es para otras cosas. Incluso si quieres hacer un buen retrato a color debes oscurecer parte del rostro, eliminar luz, buscar fondos negros. Para definir una persona necesitas de la oscuridad. No quiero decir que me gusten las personas que viven en una oscuridad. Pero sin el contraste incluso las virtudes no se aprecian.
Traigo una foto de Marilyn, pero pueden poner otra. En blanco y negro hay más cosas que un rostro, hay expresión, los ojos y su mirada están ahí, las arrugas, el ademán, un cierto mohín pícaro.
En las personas que forman parte de mi vida y en mi mismo, tenemos nuestros contrastes; los malos días, el carácter fuerte, los miedos, las cobardías, pequeñas miserias congénitas e insalvables. Es la posibilidad del fallo lo que nos engrandece, es el miedo lo que pone de relieve el día que somos valientes. Porque ese día en que salimos de nuestras sombras, ocupando todo el escenario, ese día subimos a la gloria.
Amo por tanto esas arrugas, ese mal día, ese atisbo de sobrepeso, esa desgana al despertar, ese malhumor hormonal, esas manías irracionales. Como no amarte, acaso no disfruto de lo demás?, sería inacabable nombrar todas tus luces. Pero esas no hace falta que te las repita, incluso tu las ves, los demás por supuesto. Todas juntas forman lo que eres. Desde mi rincón ajusto mi cámara, selecciono un diafragma grande, y no me importa el tiempo, pienso degustar cada poro de tu piel, deslizarme por el lóbulo de tu oreja admirando tu perfil. Eres única.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...