A bordo.

Todo lo que usted puede leer es fruto de la imaginación , mía y de muchas personas qúé un dia me contaron.

viernes, 27 de noviembre de 2009

De verdad somos lo que pretendemos ser?.

Desde pequeños pretendemos la atención y el cariño de los demás, sus caricias y atenciones, pero también desde pequeños nos inculcan las reglas , los tabúes, las normas morales y sociales. Para ser perfectos debemos retraer nuestros impulsos naturales. Unos mediante la inhibición, otros la negación y los mas mediante el disimulo. Este último esta admitido, porque comprendemos la debilidad, los adultos sabemos lo difícil que es la vida. Los niños pues aprenden la técnica del disfraz.
De adultos necesitamos igualmente del cariño, el amor, la proximidad, pero somos mas fuertes, seguros, aguantamos mas la adversidad y la crítica, por lo cual los disfraces se van convirtiendo en algo molesto. Se produce pues un striptease lento. Aparecen las sorpresas en las parejas, caen las mascaras, y lo que siempre fuimos va apareciendo como si una imagen borrosa fuera aclarándose.
Si los que nos rodean aun juegan al teatro de la vida y no son capaces, o su disfraz esta tan pegado a su persona que no lo identifican nunca maduraran, Dirán de nosotros aquello de…..qué raro estas últimamente, te has vuelto maniático, desde cuando te gusta el teatro…….mil cosas se podría decir. No nos volvemos con la edad más solitarios, ni más exquisitos, ocurre que la opinión del resto nos importa menos.
Siempre se necesita el amor y la compañía de los demás, pero no a cualquier precio. En todo caso mira en derredor, puede que tengas lo que quieres, sin necesidad de nada mas de lo que eres.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...