A bordo.

Todo lo que usted puede leer es fruto de la imaginación , mía y de muchas personas qúé un dia me contaron.

viernes, 27 de noviembre de 2009

El contador de cuentos

Escribir un cuento es como una receta de cocina, buenos ingredientes y un toque de arte. Me llamo xosé y soy lo que se podría llamar contador de cuentos, suelo sentarme aquí en mi desván al lado de la ventana, desde ella miro la calle, observo a la gente y cuando veo un niño o a alguien no tan niño que necesita una historia pues pongo manos a la obra.

Las paredes del desván estaban llenas de estanterías, repletas de libros aunque de cuando en cuando había unos huecos vacíos, en cada uno de ellos un rótulo indicaba el objeto que lo ocupo, “Dragón, Trasgo, Elfo, Princesa dormida, Lobo”…y muchos mas personajes.

Llevo varios días observando una chiquilla, tarde tras tarde al pasar bajo mi ventana, se detiene y fija la vista en ella. Se le ve muy sonriente, alegre, vital………..sin embargo allí en el centro de su mirada, vi una pequeña isla…desierta…….y a ella sentada en la arena……..solitaria, perdida. Tanta soledad vi, que decidí escribirle este cuento.

Bueno lo primero es partir de una buena historia, después ponemos los ingredientes habituales……..Con gran consternación mire desolado mis estanterías, había gastado ya todos, ¿ todos?, no tan solo me quedaba uno, si allí en el fondo del desván dentro de un jarrón de cristal , una rosa roja encantada que después de todos estos años seguía fresca, tersa, fragante, desde aquí podía apreciar su olor, lo titulare LA ÚLTIMA ROSA.

La guardaba para una ocasión especial, para una historia también especial y era esta sin duda. Le escribiría este cuento y se lo haría llegar, seguro que al leerlo esa soledad y esa tristeza desaparecería, después ya veríamos, pensare como reponer todo esto.

Mientras la miraba mi pluma iba rauda sobre el papel, este cuento desafiaba los anteriores, pero esa mirada me tenía inmovilizado tras la ventana, esa isla parecía tomar
forma en mi mente, casi podía tocar la suavidad de su arena, de buena gana me daría un chapuzón en sus aguas.

Febrilmente sin descanso, debo terminarlo, debo bajar a la calle y entregárselo. Sobre la mesa abierto el jarrón, he puesto la rosa sobre mis cuartillas, es ella quien va susurrándome, conforme me acerco al final de mi historia, mi desván antes oscuro se va iluminando, por un momento he creído ver algo moviéndose en el estante de los dragones, curioso yo creí que la princesa que esta sonriendo desde su estante, la coloque en otro cuento..........................................................................

Hola me llamo Luna, hace días conocí a un chico, hoy le llevo una sorpresa, lo veo siempre asomado a su ventana, el me mira aunque lo disimula, lo veo con su gesto triste, me parece como si hubiera gastado todas sus fantasías y ahora se hubiera quedado como perdido en la nada, le he escrito un relato, con muchos personajes, dragones, princesas………lo titulare………el contador de cuentos…………….

Todo comienza en un desván……..


No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...