A bordo.

Todo lo que usted puede leer es fruto de la imaginación , mía y de muchas personas qúé un dia me contaron.

miércoles, 4 de noviembre de 2009

La vida que vivimos nos empuja, nos desarma en piezas aparentemente inconexas. Hablamos un momento de sentimientos y al instante de economía. Separamos sexo, erotismo, amor. Defendemos uno sin lo otro. Buscamos todo, pero por partes. Decimos, te necesito, no puedo vivir sin ti y mientras, corremos de un lado a otro. Es cierto todo? Me pregunto. ¿Morimos de amor, se vive sin esa persona?. Sin ti.
Me temo que el cuerpo si, pero el alma no. Distingo lo que es vivir y lo que es sobrevivir. He tenido épocas de mi vida, en que si habré hecho algo es sobrevivir. Supongo que algún café me tomaría digo yo, pero no lo recuerdo.
Cuando digo y así escribo, “te echo de menos, te quiero, me moriría si te dejara de ver”, es cierto. Si la vida es lo que recordamos, busquemos en ese desván y no recordaremos ese tiempo en que solo fuimos autómatas. Me gusta vivir, amo la vida y la amo tan intensamente, que no la concibo sin que tú estés. El que formes parte de ella es lo que la hace interesante. Cada día espero a verte, a tener un minuto tuyo y mío, a ver esa flor que nos une, una calle, una nube, una sonrisa. A que ese minuto sea distinto del anterior. Ese es tu poder, que tú lo haces distinto. Quien sería tan loco que renunciaría a ello?. Yo no.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...