A bordo.

Todo lo que usted puede leer es fruto de la imaginación , mía y de muchas personas qúé un dia me contaron.

lunes, 9 de noviembre de 2009

Lo que tenemos.....

De ordinario siempre te encuentras ante una disyuntiva, decir basta o seguir adelante. Pero esta elección es continua, hay quien lo decide en su adolescencia, elige una profesión o trabajo y ahí se queda. Existen personas que siempre busca el horizonte un poco más allá. Sera cosa de los genes, del entorno, de un poco de cada cosa, pero podemos distinguir esos dos tipos de personas. Mientras que a unos provoca desazón el pensar e imaginar, los otros se mueren como si estuvieran atados a una cadena si no miran por encima de la valla.
Oigo en una tertulia radiofónica “tanto creces, tanto vales”, ya no es tanto tienes. Incidiendo en el perfeccionamiento, el trabajo, el merito, la imaginación, etc. Pero con el conocimiento de la vida que te da el tiempo….quien es más feliz o mejor dicho cómo no se infeliz. Vivimos en un país cuyo pecado nacional es la envidia, lo es porque aquí jamás sube el mejor, ni el más preparado, ni el más trabajador. Se escala gracias a los amigos, a los conocidos, a los chanchullos. Los partidos políticos vemos, que son empresas de colocaciones para sus afiliados. Es el paradigma de escalar gracias a tus conocidos. Si hoy pusieran un álbum con fotografías de ministros de los últimos 20 años, nos costaría ponerles nombre, año y partido político. Qué hicieron, donde fueron, existieron acaso? Y eso que no hablo de parlamentarios, senadores, lo mismo por comunidad o alcaldía. Miles de personas. De ahí la envidia. De ahí la falta de admiración al ganador en España, siempre existe la sospecha del amiguismo.
Para qué pues mirar hacia el horizonte, para qué el perfeccionamiento, el estudio y el trabajo. Si vas a ser mirado por los demás como un bicho raro. Además sospechoso. Antes se prefiere a un alcalde corrupto, al sinvergüenza simpático, pero conocido. Tanto en el PSOE como PP, fugazmente han fichado a grandes personalidades, el último Bernat Soria, pero también tuvimos a Semprun. Se fueron de puntillas por la puerta de atrás. Podría dar cientos de nombres y en todos los casos pasó igual, nadie, ni siquiera los que la predican quieren la integridad muy cerca.
Y a pequeña escala lo tenemos en nuestros trabajos, en nuestro barrio, en nuestra familia y en nuestras casas. Son idiomas distintos. El ruiseñor muere si se enjaula y las gallinas lo harán de pánico en campo abierto.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...