domingo, 22 de noviembre de 2009



No es preciso creo, que me extienda en el carácter tremendamente sexual de estas piernas de mujer, es obvio. Ni comentar a causa de esto lo de la cultura antigua china y los pies femeninos. Voy exclusivamente al zapato rojo. Por supuesto comienzo por decir que efectivamente me recuerda a ti, me gustas mucho, por eso incluí una foto en otra ocasión. Los has llevado a mi lado, si no estos, otros. El rojo es pasión, atrevimiento, recoge las miradas y las encauza hacía tu anatomía, magnifica por añadidura.
El zapato de tacón alto produce unos cambios en la postura, el andar que da garbo y empaque al paso. Y debe ser muy despistado o extraterrestre el varón que no capte esas señales. No es pues detalle para pasar desapercibida. Añádele si quieres falda o pantalón y si puedo elegir yo añadiría a tí sobre ellos y este que escribe a tu lado.

1 comentario:

carasana dijo...

muy bonito