sábado, 28 de noviembre de 2009

Remedio para la soledad.


La soledad muere cuando nace el amor. Nada llena más el corazón del ser humano que descubrir que por mí, otro piensa, vive, actúa y elige. Mi existencia tiene sentido; la indiferencia queda en el olvido. Sentirse amado, sencillamente por ser yo; no por lo que hago, ni por mi dinero, ni por ningún otro interés. Se es amado por ser, nada más y nada menos … que uno mismo.

Edith Stein

1 comentario:

Rive Gauche dijo...

Ufff, cuanta verdad en tan pocas líneas.