jueves, 3 de diciembre de 2009



Embebido me quedo

contemplando cielos,
buscando cual será tu estrella,
la más brillante creo,
quizás aquella que parpadea,
quizás la que cruzó rauda la noche.
Y entre unas y otras,
sin saber cual elegir sueño,
viajo a ti y allí me quedo,
entre tus besos,
enredado en tu pelo,
sobre tus labios,
dentro de tus ojos
mirando el cielo.

No hay comentarios: