A bordo.

Todo lo que usted puede leer es fruto de la imaginación , mía y de muchas personas qúé un dia me contaron.

lunes, 14 de diciembre de 2009

Nada que ponerme

Si dijera “no tengo que ponerme”, mirando a lo profundo de mi armario, seguro que me entenderían. Pero esta vez no me refiero a una camisa, ni nada por el estilo. Hoy es uno de estos días en los que el mismo día ha perdido su partitura, ni gris, ni soleado, ni nada por el estilo. El hombre o la mujer del tiempo tendrían ayer resaca, porque tampoco el día tiene qué ponerse.
Hablo de la modernidad de automotivarse, lo juro, lo intente varias veces, pero no he encontrado ni la cara, ni la sonrisa, ni la mirada adecuada. Pero si miro el interior aun empeora el tema. Hoy hasta el corazón está extraño……pongo atención y solo oigo “este órgano está apagado o fuera de cobertura”. Supongo que todo necesita un descanso, pasar por la lavandería, un planchado quizás. Un día gris, nada más y yo sin nada que ponerme.
Al final de la tarde hubo un momento mágico, un último rayo de sol, rompió el manto de nubes y pintó el cielo de un rojo intenso. Un momento bellísimo. A lo lejos una voz pregunto estás bien?, tu siempre estás bien. Pues no, pero el día me enseñó a esperar hasta el último momento y me regaló un atardecer.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...