A bordo.

Todo lo que usted puede leer es fruto de la imaginación , mía y de muchas personas qúé un dia me contaron.

jueves, 21 de enero de 2010

Cádiz.


Cádiz, ciudad trimilenaria, que ha visto pasar a tantas civilizaciones, tiene el don de la tolerancia a casi todo, menos a dos tipos, los jartibles y los malages. El sentido del humor como la virtud de la caridad, comienza por uno mismo. Estamos en pleno precarnaval de Cádiz, coros, comparsas, chirigotas y cuartetos, compiten por la mejor letra satírica y humorística, dedicadas a ellos mismos y a todo lo que se mueve. Letras con doble, triple y hasta cuádruple sentido, pero con un limite, el arrancar una sonrisa de incluso la figura pública criticada. Hay un dicho en Cádiz que dice….. “solo eres alguien importante, cuando apareces en una letra del carnaval”.
Para empezar les explicaré estos dos vocablos del lugar. “JARTIBLE” es una palabra gaditana, derivada de hartazgo, se aplica a esas personas insoportables, plúmbeas, reiterativas, aburridas, pesadas, monotemáticas, etc….que llega a dolerte la cabeza o perder los nervios en su presencia. “MALAGE” o “mal-ángel”, persona sin gracia o gracejo, ásperas, chirriantes, que carece del sentido del ritmo para el cante y el baile o sin dotes para la conversación ni actividad social alguna. Pues no siendo ninguno de estos tipos ya puede usted sumergirse en sus calles.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...