A bordo.

Todo lo que usted puede leer es fruto de la imaginación , mía y de muchas personas qúé un dia me contaron.

viernes, 15 de enero de 2010

Cartas desde mi balcón. 6.



Hola cariño.
Me llevas gran ventaja en el amor, para que te hagas una idea soy como esos inmigrantes en clase de idiomas de su país de acogida. Tú hablas sin parar y yo voy cazando al vuelo, palabras sueltas, frases, me cuesta trabajo saber qué traducir , cuando en esa partitura aparecen “silencios y negritas”, es mas no entiendo que unos días esta partitura se interprete en “clave de sol o de fa”, ya me pierdo en los bemoles y sostenidos.
Entiende que tu aprendiste en tu cuna, a mi me dieron una pelota y un caballo de cartón. Mi padre llegaba tarde, para cenar y acostarse, no recuerdo apenas tres charlas con él, una para que no me metiera en política, otra para que no fuera de putas y otra con los ojos húmedos me hablo de algo que jamás puse en pié, murió creo siendo un gran desconocido. En mi casa, de la cocina me expulsaban, porque robaba las croquetas calentitas y porque no me volviera afeminado, “cacerolas” les llamaban a los niños que despuntaban “sensibilidad” y lo demás era “cosas de mujeres”. Entro y salgo de tu mundo de cariño, pero déjame que te diga que aun no he podido decirte en tu idioma, que te amo. Tendría que traducírtelo a sensaciones, a imágenes, a términos tan distintos y tan distantes de los tuyos, que siento que no nos entendemos. Te miro como hablas, como te desenvuelves, me das envidia y eso me entristece y me hace callar.
Para el amor me dieron un papel con cuatro cosas y mi padre recuerdo que hablo conmigo tres veces. Hoy lo entiendo a él y a sus silencios, cuando nos miraba por encima del periódico los domingos con sus ojillos tristes.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...