A bordo.

Todo lo que usted puede leer es fruto de la imaginación , mía y de muchas personas qúé un dia me contaron.

martes, 2 de febrero de 2010

Emotionstormings es un neologismo en consonancia con brainstormings. Tormenta de emociones e ideas es la traducción al español. Conocido el segundo en lenguaje laboral como lluvia de ideas, a partir de la cual seleccionar las mejores, primer paso para definir estrategias. La naturaleza, la de afuera y la nuestra conocían ambas cosas desde muchísimo tiempo. A qué viene si no este periodo anual, estas fiestas. Nos metemos dentro buceando en emociones, recuerdos, problemas, desconciertos y como si el corazón fuera una margarita, decimos estos si, esto no. Después lo haremos o no, pero es el momento. Con lo material es fácil, arramblamos los cachivaches a la plaza y les metemos fuego, cantamos, bailamos, bebemos y algunos con suerte….Eso es lo lógico. Con el corazón propio es difícil, no es cosa de diseccionar, menos de quemarlo. Es más estoy en contra de esta cultura de maltratarlo, desde nuestro cerebro.
Cada cosa en su sitio, el corazón es como los gatos, animales taciturnos, amante nocturno, que hace cosas poco usuales, que define sus propias fidelidades, desaparece de escena y te lo encuentras arrumbado en un armario o en el más mullido rincón. Es nuestro cerebro, ese sargento mayor que intenta organizarlo todo el que suele andar a la gresca con el gato, ¿haz intentado comunicarte con un gato, pues aparte de acariciarlo solo hay otras dos cosas, te ignoran o te bufan?, porque es el gato quien te busca cuando quiere.
Mi cerebro era proclive a aquello del striptease sentimental en plan exhibicionista, pero cada vez tiene menos espectadores y cada vez menos aun, le permito que intente fustigar a mi corazón. Si tuviera que llevar algo a la plaza para quemar, el sargento sería el primero. No sé porque pero cada día confío más en mi gato.


No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...