A bordo.

Todo lo que usted puede leer es fruto de la imaginación , mía y de muchas personas qúé un dia me contaron.

sábado, 20 de febrero de 2010


No son las certezas sino la falta de ellas lo que nos impulsa a seguir. Se lucha cuando no se sabe a ciencia cierta el resultado, cuando aun esperamos poder influir en el curso de los astros. Los humanos navegamos en un mar de amplios márgenes y cada cual busca una corriente o un viento que le impulse. En esto radica la esperanza, en que a pesar de todo, podamos alcanzar la meta, en tener al menos tantas oportunidades, como trabas en contra.
Cuando estas en el mar lo primero que aprendes es a respetarlo, a sus reglas, a sus improvisaciones, no existen segundas oportunidades cuando te saltas las suyas. Los segundo es a conocerte a ti mismo, lo que sabes hacer y lo que no. El mar coloca en su sitio a todos, como la vida. Por último debes conocer y cuidar tu barco, es la herramienta del cual dependerás al fin y al cabo.
Y en toda la travesía que es en suma nuestra existencia, no hay nada cierto. Pero es esa incertidumbre el origen del color, de la diversidad, de la sorpresa, de esa chispa que aletea en tu estomago, te produce cosquillas en la planta de los pies y te recuerda una y otra vez que estas vivo, que eres único en todo este planeta, que fuera y dentro de tus iris se crea un día y otro la oportunidad de ser tú mismo.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...