jueves, 4 de marzo de 2010


………….Adoro perderme en tu mirada, llegar y acercarme lentamente mirándote a los ojos, y cuando estoy cerca dejarte un beso, suave….tanto, como para que entiendas que era en tu boca, donde debería habértelo dejado. ……..Me voy alejando pero mi alma se queda en tu cuello, ummmmmmmmmm ese pañuelo es mi gran contrincante, cómo será quedarse dormido en ese rincón tan cálido?.........me enamora esos ojos grandes abiertos, sonrientes, que me hablan de tus silencios…………me pierdo, me mareo bajando por tu escote, que tal sería desabrochártelo con la punta de dos dedos?................te marchas con un volteo del pelo, te vás?, no, vuelves un poco la cara, lo suficiente, una rápida mirada…………………..ummmmmmmmmmmm aún le gusta (piensa) mi trasero.
Pues si……………………….y el resto. De eso ya hablaremos.

No hay comentarios:

El rumor del mar.

Hasta que un profesor plasta explicó,  que cuando colocas una caracola en tu oído lo que oyes no es el mar sino el sonido de tu rieg...