A bordo.

Todo lo que usted puede leer es fruto de la imaginación , mía y de muchas personas qúé un dia me contaron.

domingo, 7 de marzo de 2010


No sabes cómo te echo de menos, no lo sabes porque suelo ser algo conciso y las palabras no son mi fuerte. Quizás mis manos hablan más que yo mismo. Dicen que los niños en eso aprendemos tarde…..yo aun no aprendí. Cuando estoy contigo me pierdo, caigo en el pozo de tus ojos, me pierdo en el lenguaje de tu mirada, nado en esos besos, en esas manos que aun no han avanzado a entrelazarse con las mías…¿sabes tú acaso cómo se hablan entre ellas, es una corriente eléctrica que en un instante pasan la información de meses de ausencia…..entiendes lo de tu piel en contacto con la mía…..no sé, creo que si…..eres tan despierta. Cuando nos encontramos en un instante se nos abren caminos a la vez, corremos por el de la amistad, por el del momento, por el de amantes aunque no lo seamos…….son veredas sin dueño…..porque el tiempo y la vida jamás nos ha dejado hollarlas. Se esfuma la tarde ante nuestras miradas, el tiempo se contrae y solo es un momento y las palabras quedan ahí, a empujones en nuestra gargantas……….te echo de menos, te necesito, te quiero…….no sabes lo gris que es una tarde cuando no estás y te esperaba. Sé que esas mismas palabras son las tuyas y eso es lo que lo hace más penosa……..llueve, casi todas las tardes llueve. Bueno…protesto pero lo entiendo, también llueve dentro de mí. Es curioso cómo se han puesto de acuerdo el tiempo y mi interior. Pero en el fondo deseo que venga la luz, tú, mis amapolas, ese brillo azulado de las paredes encaladas. Deseo sentir la vida…….porque lo gris no lo es. Tú eres lo más parecido a la vida. Y los besos………uffffff, los necesito.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...