A bordo.

Todo lo que usted puede leer es fruto de la imaginación , mía y de muchas personas qúé un dia me contaron.

jueves, 29 de abril de 2010

Bailando contigo.


El humo dibujaba ondas en las tulipas de las lamparillas, la música iba y venía como olas en el malecón, sujeta como un par de títeres a los dedos del bandeonista. Los ojos de todos, fijos como búhos catalépticos en aquella pareja. A solas bajo aquel haz de luz azulada. Él la atrajo a sí, metió su muslo en su entrepierna y la sujetó a su cintura. Ella doblo su talle, su cuello y volteo la cabeza, abriendo su boca. Dispuesta y preparada a apagar cualquier volcán que la mirada de su pareja, estuviera formando en esos labios que la encadenaba. Músico, público y foco, siguieron al unísono a la pareja por toda la pista. Suspiraron todos casados, viudos o solteros ante el temblor de la pista. Plas plas plas plas sonaron abanicos en canales de senos abultados. Que calor. Ellos entornaron achicando miradas al pasado, evocando pistas y bailes y tiempos y volcanes como aquel.
El joven dio un giro, dos, tres….ella como una mariposa unida a cables invisibles giraba, presa de un frenesí, como unida por un pegamento mágico a las manos del galán. ¡!!!!!!Rápido el malabarista, grito el encargado, el humorista, su padre, alguien que salga………ese foco¡¡¡¡ y en un parpadeo se oscureció la escena. Se oyó un gemido, toses, más suspiros. Un hombre bajito con bigote subió con al escenario voz de pito, contando cosas que nadie escuchaba. Todos adivinando, buscando en la otra oscuridad.Se retiro el músico, guardo su bandoneón, encendió un pitillo, y dejo tras si un corrillo de risas descompasadas. Al salir al callejón bajo una mortecina farola una pareja seguía bailando en un interminable beso, entre luces de luna llena.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...