A bordo.

Todo lo que usted puede leer es fruto de la imaginación , mía y de muchas personas qúé un dia me contaron.

lunes, 31 de mayo de 2010

Los hombres SI lloran (tarde o temprano).

Si algo podría ser un lastre para un hombre primitivo eran las emociones, salvo el miedo, la ira, la venganza, el resto es perder tiempo, incluso el lenguaje lo justito y necesario. Miles de años mas tarde hemos evolucionado, salvo en lo referente a la gestión de las emociones, en eso seguimos siendo unos perfecto inútiles.
Estamos en el siglo XXI y no existen academias que diga "Aprenda a llorar, usted puede hacerlo"". Tampoco dicen "Se dan clases de ternura", dígalo con tacto". No solo no existen sino que incluso seguimos educando a esos futuros hombres en esas carencias. Aquel hombre ha quedado como los fonógrafos, las antiguas máquinas de escribir, los coches de caballos o una TV en blanco y negro. ¿Que opinaríamos si existieran empresas que frabricaran aun esas cosas?, que están locos no. Sin embargo nosotros continuamos lanzando al mundo un modelo obsoleto; vistiendo a los chavales de almirantes, aviadores y cosas aguerridas en la primera comunión, que es un rito de paso. A ellas de princesitas y lo mismo sucede en las bodas. Después regalaremos pelotas de fútbol, coches, aviones a sus hijos y muñecas a las hijas. Es por tanto un arquetipo que todos colaboramos en repetir y que más temprano que tarde se nos vuelve en contra de nosotros y ellas. Cuando oigo a una madre en un parque infantil decir a un hijo, " los hombres no lloran", pienso que no sabe el daño que le esta causando a ese chico. Le esta amputando todo un mundo maravilloso de las emociones y castigara a él y otra mujer a repetir los mismos errores.


Óleo de Salvador Dalí.

sábado, 29 de mayo de 2010

Nana para una dama.



Como un peine mi mano deshilaba los rizos de su pelo, la pasaba suavemente, como si fuera esas olas que mueren en la orilla una tarde de verano. Respiraba ya tranquila, su cuerpo contra el mío descansaba en mis brazos, su corazón llego más tarde, vago un rato más en el horizonte de sus ojillos casi cerrados. Necesitó templarse con la brisa del ocaso, cansado, lastimado, lleno de palabras afiladas, de las dichas en voz baja y despacio, para que duelan. Al penetrar en ella dio un largo suspiro y cerró los parpados. Durmió así un buen rato, yo perdí la noción del tiempo, allí los dos frente al mar, a solas de todos y en medio de todo, porque el mar es eso. Como si fuera una niña, le conté…..no sé….cosas mías, viajes, anécdotas, reflexiones de esas que nunca te gustaría verlas escrita, porque es como si te pillaran recién levantado de la cama y sin peinar. Pero a ella se las puedo contar, porque entre ella y yo no hay distancias. Aun lejos, aun sin vernos. Fue como cantar una nana, atrayendo a un sueño esquivo, meciendo a una dama una tarde de verano con cariño. Le hable de cómo bailan los delfines en la proa, de la compañía de las gaviotas, de ese camino hecho de escamas de plata que lleva al ocaso. Le hablé de cómo al doblar el espigón mi barco va más aprisa, se desliza buscando su lugar entre los otros para descansar.
En el amor existen muchas estancias, lugares en los que vivir, desde una mirada eterna bañándote en unos ojos, desde bailar con una música solo para dos, desde crear y hacer el amor cuando desaparece la frontera de la piel, hasta el silencio y el disfrute de simplemente estar a su lado.

viernes, 28 de mayo de 2010

La mirada desde el otro lado..


Más o menos me decía en una carta, " cuando quieres a una persona la miras desde el otro lado, buscas no hacerle daño de ninguna manera, por eso hay que encontrar sus puntos débiles, para cuidarla y no herir susceptibilidades, eso es conocer a una persona". Bonita reflexión. No consiste el amor en un autoengaño, el amor necesita de realidad y la realidad tiene ambas caras. amar no es cerrar los ojos a las debilidades, es saberlas, incluirlas en el negativo que llevamos en nuestros ojos, de manera que casi sin sentirlo pasemos de puntillas.
Cuando se consigue se produce esos momentos mágicos, sientes un estar arropado, una tranquilidad suprema y a la vez un gran pudor, porque nadie sabe mejor que tú, tus oscuridades. Es en esa doble mirada donde te reconoces y donde ves brillar el cariño.

Mentideros.

Una vez pertenecí a un chat, eran mis pinitos en Internet. Lo formábamos un grupo de poetas aficionados y a la vez contábamos nuestras cosas. Todos eramos ocurrentes, imaginativos, todo ideal. Entre bastidores además, eramos guapos, esbeltos, jóvenes y un sin fin de cosas que luego averiguas, que no es como somos sino como nos gustaría ser. Se organizó algún encuentro, se publicaron fotos y bueno aquello fue decayendo.
Encuentro que me gustan mas aquellos "mentideros" de antes. Eran unas reuniones de amigos o de aficionados a cualquier cosa. Fue famosa la del Café Gijon en Madrid, desde filósofos, toreros, directores de cine, actores, escritores. Se debatía, declamaba, se leían versos.........y lo mejor es que rodeándolos, existía un público fiel que callados asistían a aquel Chat en directo y además pagaban para gozo del dueño del Café.
Se puede montar un pequeño mentidero para uno mismo, no es preciso tirar de Facebook ni gaitas. Bastan varias personas con algo que decir y mucho que oír, un buen café y aunque no sea fumador, no me importa que se fume, porque el humo y las volutas de los cigarros suelen ocultar a las musas, son como las agujas de las bordadoras. Atrapan las ideas como hilos de colores y las entretejen con el lienzo. Observando a quien habla descubres que, unas barbas o un cráneo mondo y lirondo le da empaque y contenido a lo que alguien dice, que unas arrugas es el mejor pentagrama para tan dulce melodía y que un beso o un apretón de mano es la mejor presentación y despedida
No existe nada como la palabra, viejo invento y adelanto humano. Si encima tiene buen contenido estamos como ante un buen vino. Pero ojo también es necesario para las ensaladas un buen vinagre. Da su toque maestro.


Fotografía. Café Gijon. En Gijon.

jueves, 27 de mayo de 2010

Como un claro...

Como un claro en la espesura del bosque
como un tenue rayo de luz entre la niebla
como un retal de cielo azul entre la lluvia
vivimos en el oasis de un trozo de tiempo.

Alejados de todo construimos un mundo
para nosotros, con un cielo azul nuevo
una pequeña luna que va creciendo
entre las tenues cortinas de nuestro cariño.

Cada caricia o mirada,
cada palabra de amor
son suaves pinceladas
de una gran acuarela
donde los sentimientos
cobran vida en cada color.

Te miro, morena, mi mujer
veo como amanece en tus ojos
y como se despide el ayer
en ellos despacio y sin enojo.

En este camino de esperanza
se suceden albas y ocasos
terminan uno a uno los actos
sin pausa ,en el teatro de la vida.


Claude, óleo sobre lienzo.

miércoles, 26 de mayo de 2010

La tristeza buscó un disfraz...



La tristeza buscó un disfraz de mariposa

y revoloteo en su garganta hasta que brotó una lágrima.
La tristeza se disfrazó de araña con patitas de plata
y engarzo en su mente, uno a uno los recuerdos
para tejer un chal azabache, con que engalanar la luna.
La tristeza se disfrazó de arlequín jugando con las piezas
caballo negro, peón blanca dama, jaque, pensaron todos.
al amor.
La tristeza se alejó brincando; niebla, sombras

y silencios, desaparecieron,

con el sol.

lunes, 24 de mayo de 2010

Al alba.



6,30 AM de hoy mismo. A cuatro metros escasos y con un morral lleno de peticiones propias y delegadas, tambien muchos agradecimientos. Entre dos luces, varias estrellas unas arriba, alguna aqui abajo. Hitos para navegantes, marcas para no perderte en ese regreso a la Itaca que todos llevamos dentro. Magia quizas, tirón ancestral y un no se qué inexplicable. Suceso particular mirado con escepticismo por la propia iglesia. Es con términos de hoy un chat con los de arriba, sin intermediarios.

Dentro de la seriedad con que lo siento y lo escribo cuando la gente sencilla toma las riendas, lo antiguo y lo moderno se funden en una sola cosa. Este año se podian encender velas (reales) y pedir mercedes mediante sms. El pueblo siempre es mas sencillo, directo y eficaz.

domingo, 23 de mayo de 2010

Cartas desde mi balcón. 10.

Nunca es tarde.
Comentaba a una amiga, sobre la cantidad de tiempo que empleamos en querer estar en otros sitios, para hacer otras cosas. Le conte algo que me pasó, una tarde maravillosa de viento suave de poniente, temperatura ideal, la mar dispuesta a llevarme en la palma de su mano. Tenía la caña del timón en la mano izquierda y la escota de la mayor en la derecha. Inicie un rumbo largo, simplemente quería navegar unas horas. Ida y vuelta, barlovento y sotavento. Allí sentado, relajado con la ayuda de un gintonic helado me di cuenta de una cosa. Que me encontraba a gusto. Vds diran ¿y quien no?, perdón añado, me encontraba a gusto conmigo mismo.
Mientras el poniente impulsaba mis velas, pensaba en el trabajo que me había costado restaurar el barco y aprender a navegar, en que había cumplido un sueño que comenzó allá con 9 años cuando aquel libro “Las aventuras de Arturo Gordon Pym” cayó en mis manos. Ufff varias décadas ya. Ahora aquí dentro de un velero. Me sentí bien yo solo, eso como un ovillo de hilo tiró y tiró de recuerdos, de hitos, de fechas. No fue una evocación autocomplaciente, fue simplemente darme cuenta, que en ese momento estaba haciendo lo que siempre había querido.
Cuantas veces nos quedamos sentados pensando…si estuviera con aquella persona, si viviera con esta otra, si hubiera comprado aquella casa. Es como si estuviéramos sentados en una estación de tren como la Penélope de Serrat. La vida es eso que pasa a nuestro alrededor mientras permanecemos quietos. En esa vida transitan nuestros hijos, hermanos, amigos, desconocidos, pasan las horas, las estaciones del año, somos nosotros mismos. La felicidad es la suma de momentos pequeñitos. Quizás el colofón fuera aquel deseo tan importante y soñado, esa es la guinda del pastel. Pero el pastel es además el bizcocho y la crema.
Quiero disfrutar de esas pequeñas cosas, para empezar quiero disfrutar de mi mismo y seguiré tejiendo mi tapiz como la autentica Penélope, pero a la vez llenare de vida, la vida de la gente que me acompaña.


Si pudiera volver a vivir.








Si pudiera vivir nuevamente mi vida, en la próxima trataría de cometer más errores. No intentaría ser tan perfecto, me relajaría más. Sería más tonto de lo que he sido; de hecho tomaría muy pocas cosas con seriedad. Sería menos higiénico. Correría más riesgos, haría más viajes, contemplaría más atardeceres, subiría más montañas, nadaría más ríos. Iría a más lugares a donde nunca he ido, comería más helados y menos habas, tendría más problemas reales y menos imaginarios.
Yo fui una de esas personas que vivió sensata y prolíficamente cada minuto de su vida; claro que tuve momentos de alegría; pero si pudiera volver atrás, trataría de tener solamente buenos momentos.
Por si no lo saben, de eso está hecha la vida, sólo de momentos; no te pierdas el ahora.
Yo era uno de esos que nunca iban a ninguna parte sin un termómetro, una bolsa de agua caliente, un paraguas y un paracaídas. Si pudiera volver a vivir, viajaría más liviano. Si pudiera volver a vivir, comenzaría a andar descalzo a principio de la primavera y seguiría así hasta concluir el otoño. Daría más vueltas en calesita, contemplaría más amaneceres y jugaría con más niños, si tuviera otra vez la vida por delante. Pero, ya ven, tengo 85 años y sé que me estoy muriendo.



Don Herold, If I had My Life to Live over: Readers Digest, Octubre de 1953



Nota: Guillermo me hace notar mi error que, por fortuna, no es sólo mío, sobre la autoría de este poema, que pertenece a Don Herold y fue también atribuido erróneamente a Nadine Stair, más tarde a Nadine Strain y por último a Borges.

sábado, 22 de mayo de 2010

Les Luthiers




Hace ya muchisimos años un amigo me trajo un vinilo de este grupo, despues pude verlos en directo y la verdad son divertidisimos.

viernes, 21 de mayo de 2010

Ni contigo ni sin tí tienen mis males remedio, contigo porque me matas, sin tí porque me muero. (ni Dios ni el diablo dijeron mejor sentencia)








Cuenta la leyenda que al principio del mundo, cuando Dios decidió crear a la mujer, encontró que había agotado todos los materiales sólidos en el hombre y no tenía más de que disponer.
Ante este dilema y después de profunda meditación, hizo esto:Tomo la redondez de la luna, las suaves curvas de las olas, la tierna adhesión de la enredadera, el trémulo movimiento de las hojas, la esbeltez de la palmera, el tinte delicado de las flores, la amorosa mirada del ciervo, la alegría del sol y las gotas del llanto de las nubes, la inconstancia del viento y la fidelidad del perro, la timidez de la tórtola y la vanidad del pavo real, la suavidad de la pluma de un cisne y la dureza del diamante, la dulzura de la paloma y la crueldad del tigre, el ardor del fuego y la frialdad de la nieve.
Mezclo tan desiguales ingredientes, formó a la mujer y se la dio al hombre.Después de una semana, vino el hombre y le dijo: ¡¡¡Señor, la criatura que me diste me hace desdichado, quiere toda mi atención, nunca me deja solo, charla incesantemente, llora sin motivo, parece que se divierte al hacerme sufrir y vengo a devolvértela porque no puedo vivir con ella!!!
Bien, contestó Dios y tomó a la mujer.Pasó otra semana, volvió el hombre y le dijo: Señor, me encuentro muy solo desde que te devolví a la criatura que hiciste para mí, ella cantaba y jugaba a mi lado, me miraba con ternura y su mirada era una caricia, reía y su risa era música, era hermosa a la vista y suave al contacto. Me cuidaba y protegía cuando lo necesitaba, me daba dulzura, ternura, comprensión y amor sin condiciones, por favor Dios, devuélvemela, ¡¡¡porque no puedo vivir sin ella!!!


memento homo, quia pulvis eris et in pulvis reverteris.



Acuérdate hombre que polvo eres y al polvo regresaras, frase de la Vulgata que nos recuerda lo que somos, materia orgánica que tarde o temprano se descompondrá en lo que es. ¿Triste?, bueno digamos realista. Como sentencia es el paradigma del reciclado y respeto al medioambiente. El lenguaje por ejemplo escrito puede aparecer como un bello poema, un magnifico aria cantado, una excitante novela, una frase ingeniosa, un insulto o un mensaje soez e inoportuno. Todo forma parte de nuestra materia y de esa materia nacen la más bella rosa, el vulgar espino o la simple margarita. Regalamos rosas a la amada e interrogamos al destino con la margarita. Si vas a una floristería es como visitar una librería, ambas bellas y excitantes, allí esta lo mejor de la naturaleza y del pensamiento humano. Las flores destinadas a cortejar, agradecer, recordar, incitar……..los libros a entretener, a soñar, a regalar esos momentos entretenidos.
Cuando buceas en la vida de los escritores es como cuando escarbas bajo el rosal, encuentras ese polvo, esa materia orgánica de que todos los seres vivos nos alimentamos, de pasiones, de engaños, de sexo, de amores y desamores, de envidias, de traiciones, de sueños, de malos despertares, de fantasías y bellas puestas de sol. Desmerece eso quizás el color de la rosa o la belleza de aquel poema?. Si pretendemos que nosotros mismo o los que nos rodean, abandonen esos palmos de tierra donde están plantados y de donde se alimentan, obtendremos bellas flores y magníficos libros, pero serán objetos ya próximos a morir.
Recuerda, polvo eres y en polvo haz de convertirte, nadie es mejor ni más que nadie.

El Rocío



Ermita, eremita, significa “desierto”, originalmente se aplicaba a los anacoretas, personas que se alejaban al desierto o sitio apartado donde rezar o dedicarse a la contemplación y meditación. Esta corriente tuvo muchos adeptos en Siria y Egipto, ya sea entre los cristianos o musulmanes. El pueblo llano veneraba a estos hombres santos y peregrinaban a esos lugares para llevarles alimentos, consultarles, recibir sus enseñanzas. A veces su notoriedad llegaba a lugares remotos y no es raro que una vez fallecidos se guardara en la memoria su figura. Las ermitas suelen situarse en las inmediaciones de algún pueblo y aun hoy se mantiene la costumbre de peregrinar a esos lugares.
La mayor peregrinación por estos contornos es la de la Virgen del Rocío, ocurre en pentecostés, 50 días después de la resurrección de Jesús. La imagen de la Virgen y la primera Ermita datan de 1270-1275. Creencias aparte el lugar donde se asienta tiene su propia magia, unos dicen que son corrientes telúricas, magnéticas y los más lo llaman Fé. Los pobladores más cercanos fundaron una hermandad de fieles y peregrinaban a la ermita en estas fechas. Después fueron los pueblos más cercanos y así hasta tener hermandades en Australia, América y por supuesto Europa. Hay pues dos caminos en España; el de Santiago y el del Rocío.
Los peregrinos se atavían con ropas que hoy se llaman tradicionales, en su tiempo eran ropas de trabajadores agrícolas, para desplazarse se usan aun carretas tiradas por bueyes o mulas, se monta a caballo y se realizan jornadas andando de 20-30 km. Al frente de cada comitiva va una carreta que trasporta un “Simpecado” insignia de paño bordado o pintado que cuelga de un asta horizontal, no es por tanto una bandera que pendería verticalmente. Este Simpecado dentro de una carreta llevada por animales y adornada con flores se presenta el sábado a las puertas de la Ermita en la aldea del Rocío, todas van pasando por riguroso orden de antigüedad, la primera es la de Villamanrique año 1338 y así hasta la más nueva. Los actos se siguen sin descansos; rosarios, misas, visitas al interior para dar gracias o peticiones y en las primeras horas del lunes la imagen sale llevadas por los fieles del pueblo de Almonte en procesión. Una vez terminada todos vuelven a casa.

jueves, 20 de mayo de 2010






Cuando uno a veces observa las noticias en la televisión, repara en la diferencia entre sociedades y países. En la década de los cincuenta veíamos en los cines las películas de Doris Day y Rock Hudson, esas mansiones, esos colores, esos teléfono blancos, lavadoras, frigoríficos, aspiradoras y un larguísimo etcétera, esas costumbres de vivir en "apartamentos" todos solteros, todos entrando y saliendo de unos a otros. Al terminar esas películas salíamos al exterior y la vida era en blanco y negro. Desde la ropa a los automoviles nuestro panorama, era todo gris.

Traigo ambas imagenes porque son del mismo año. El color solo existía en la naturaleza y las películas de hollywood. No se cómo pudimos salir de aquella esquizofrénia, todos admitíamos que era verdad y mentira a la vez, más a nadie de nosotros se le ocurrió pensar el porqué no podíamos vivir en aquel plató.

Cuando (repito) se nos enseñan imagenes de otros lugares en los que reconocemos; automoviles, electrodomésticos, moda o costumbres ya venidas a menos, recordemos que es cuestión de tiempo.




miércoles, 19 de mayo de 2010

Navegar......




Mi relación con el mar (la mar me gusta más, en femenino). Con su guasa particular los marineros de verdad dicen “la mar”, porque tiene atributos de mujer según ellos y a esto le añaden una retahíla de virtudes y amplios defectos. Como prueba de ser verdad está ese tirón que ejerce sobre ti, que no te deja vivir tranquilo ni lejos ni cerca.
Aparte de los libros, viví la mar en directo en dos trayectos; la Bahía de Cádiz y el Estrecho de Gibraltar. Un día un amigo me aviso de la venta de un pequeño velero de 6 metros, estaba prácticamente abandonado, lo compré y gracias al Sr. Google encontré lo necesario para restaurarlo. Me dediqué a ello todo un año y hoy está en uso. Construido en 1979 en Barcelona en unos astilleros ya desaparecido, este modelo recibió el nombre de “Mistral Pampero”, curioso, son dos vientos de diferentes hemisferios pero que si doblásemos el mapa sería el mismo.
Entiendo que todo lo hice al revés, primero tuve el barco y luego aprendí a usarlo. Lo mejor de todo fue encontrar primero a un maestro experto en navegación y un amigo después, todo en uno. Se me ocurrió hacerme a la mar un 16 de julio festividad de la Virgen del Carmen, patrona de los marineros y día de fiesta. En casi todos los puertos sacan una imagen de ella montada en un barco y una larga comitiva de otras naves la acompañan.
Lo primero que hay que aprender de un barco es que carece de frenos. Se puede hacer lo de frenar la marcha, pero requiere años y mucha practica. Así que yo arranque el pequeño motor y primero alcance la procesión, después la atravesé e incluso adelante a la Virgen en medio de un griterío, desbandada acompañada de insultos e improperios del resto de patrones. Ni que decir tiene que mi debut me hizo famoso en todo el pequeño puerto. Un magnifico rally sin (gracias a la Virgen del Carmen) victimas ni daños. Suerte del primerizo.
Con el arte que caracteriza al andaluz, unos y otros se brindaron con consejos, charlas, invitaciones a sus barcos a enseñarme. Cuando me hice de verdad a la mar fue como bailar un tango por primera vez. Realmente es una mujer, la mar hay que aceptarla como es, amarla, temerla y saber que hagas lo que hagas, será con sus reglas.

martes, 18 de mayo de 2010

Nana de la cebolla.


Miguel Hernández escribió un maravilloso poema a su hijo, al recibir una carta de su mujer, donde le decía que solo comian pan y cebolla.


La cebolla es escarcha

cerrada y pobre.

Escarcha de tus días

y de mis noches.

Hambre y cebolla

hielo negro y escarcha

grande y redonda.


En la cuna del hambre

mi niño estaba.

Con sangre de cebolla

se amamantaba.

Pero tu sangre

escarcha de azucar,

cebolla y hambre.


Una mujer morena

resuelta en lunas

se derrama hilo a hilo

sobre la cuna.

Ríete niño

que te traigo la luna

cuando es preciso.


Tu risa me hace libre

me pone alas.

Soledades me quita

carcel me arranca.

Boca que vuela

corazón que en tus labios

relampaguea.


Es tu risa la espada

más victoriosa

vencedor de las flores

y las alondras.

Rival del sol

porvenir de mis huesos

y de mi amor.


Desperté de ser niño

nunca despiertes,

triste llevo la boca,

ríete siempre.

Siempre en la cuna

defendiendo la risa

pluma por pluma.


Al octavo mes ríes

cinco azahares.

Con cinco diminutas

ferocidades.

Con cinco dientes

como cinco jazmines

adolescentes.


Frontera de los besos

serán mañana

cuando en la dentadura

sientas un arma.

Sientas un fuego

correr dientes abajo

buscando el centro.


Vuela niño en la doble

luna del pecho

él, triste de cebolla

tú satisfecho

No te derrumbes,

no sepas lo que pasa,

ni lo que ocurre.




Nuestra piel es la ventana y nuestro primer idioma, a través de ella, conocemos al mundo por primera vez; el calor, el roce, el frio, las caricias de unas manos, de nuestra ropas, del agua tíbia que nos baña. Los sonidos aún son confusos, aunque reconocemos la voz de la madre y de nuestro padre. Nos gusta dormirnos con el tic tac del corazón de aquella que nos ha llevado nueve meses. Cuando por fin vemos, es la boca y los ojos de quien nos mira. Piel, voz, ojos y sonrisas son los sonidos con que nos habla y hablamos al mundo. Que nos hace felices o huerfanos, que nos desnudan o nos arropan.

Cuando el tiempo nos enseña lo desagradable, la negación de esto anterior, como la cebolla de esta nana, creamos otra piel que nos cubra y otra más dependiendo de la intensidad de los silencios. Hablaremos con la voz de nuestros labios, pero tambien ellos aprenderan a ser frontera de nuestros besos.

Nos llevamos toda la vida añorando volver, a aquel baño en aquellas manos u otras iguales, deseando despojarnos de las fronteras que hemos ido creando, oir esas voces, ver esas sonrisas y una mirada de cariño. Quitarnos las capas y capas de nuestra piel, para dejarla dispuesta a hablar con todos, aunque indefensa. La vida consiste en un eterno ir y venir entre el desnudo y coraza de la soledad, que es el silencio completo.

"Tú risa me hace libre me pone alas, soledades me quita, carcel me arranca". "Vuela niño en la doble luna del pecho". Defiende tu piel pero desnuda y como dijo Miguel, la risa es la espada más victoriosa.




Nana de la cebolla. Miguel Hernández.




domingo, 16 de mayo de 2010

Para tomar una copa en esta noche y bailar si te apatece.


Tierra y mar.




El horizonte es tu cuerpo,

el horizonte es mi alma.

Llego a tu fin: más arena.

Llegas a mi fin: más agua.



(Juan Ramón Jiménez. Eternidades)

Playa en invierno


Almaceno mi miel y mi pan tierno

en jarras y cajones protegidos

recomiendo a las tapas y pestillos

resistir hasta mi vuelta del infierno.

Hambrienta, me siento como incompleta

no se si una cena volveré a probar

todos me dicen que debo aguardarl

a débil luz. Con mi mirada atenta

espero que al acabar los duros días

al salir a rastras de mi tortura

mi corazón recordará sin duda

cómo llegar hasta la casa mía.

Y mi gusto no será indiferente

a la pureza del pan y de la miel.




Gwendolyn Brooks. EEUU 1917-2000

Cambié un jardin propio

por un mar de altura,

una jaula cerrada

por un cielo abierto,

mis dos ojos

por una estrella lejana,

y por tu amor

¿qué puedo darte yo por tu amor?

no tengo nada que valga tanto.

Shakir Wa´el (Irán 1.232)
Mujer Sol en “La alcoba” de La Casa de Asterión

jueves, 13 de mayo de 2010

Deslizo mis labios
por tu espalda en la última hora de la noche,
cuando clarea el alba,
despacio lentamente,
como se pasa la mano por el trigo verde
en el campo,
como se pasa la yema de un dedo
por una flor,
como se acaricia la mejilla de un recién nacido.
No quiero que despiertes,
quiero embeberme de tu sueño.
Te oí reír, te abrazaste con fuerza a mí,
susurraste tan bajito
que no pude oírlo y ahora
como un ciego, quiero saber esas palabras no dichas,
leer en esa sonrisa tus secretos,
como se oyen las hojas del naranjo bajo la lluvia
o baila el sauce con la brisa.
Quiero aprender a nadar en tu piel junto a tu alma.

martes, 11 de mayo de 2010

Según parece vuelve el movimiento dandi (dandy en ingles), lo encarna en cierto modo Robert Downi Jr. Este movimiento nació en Londres a finales del XVIII. Dandi era sinónimo de persona que aparenta lo que no es (noble). Su figura principal fue creada por el Bello Brummel, joven de gran fortuna pero sin título (un snob) que hizo amistad en Eton con el futuro Jorge IV. Ya en la corte puso de moda el traje de caballero, casi como es el actual, elimino las medias cortesanas de seda, las casacas, camisas de encajes etc. Impuso chaqueta corta, pantalón hasta el tobillo y camisa con corbata de lazo o pañuelo. Pero el movimiento no terminaba en la vestimenta, era una forma de ser, exquisita, cultivada, elegante y….discreta. Llego al apogeo con Oscar Wilde gran crítico de la sociedad victoriana. Dandis han sido Andy Warhol y muchos hombres desconocidos, precisamente el factor principal para ser dandi era que no se notara. En un momento de “redes sociales” donde todos aspiramos a miles de seguidores, quizás no venga mal un pasito atrás en la historia propia y general. Volver a no ser protagonista, a la elegancia, al no seguir las modas imperantes, ser subversivo y a la vez discreto, buscar la belleza, los colores, aromas embriagantes…….lo que no se vende en grandes almacenes ni “chinos”. Y esto no es cosa de sexos, vale para todos.

domingo, 9 de mayo de 2010

EL TITIRITERO


Mostacho de sargento
varita de mariscal
y cubriendo su cabeza
sombrero de general.
Llega con el invierno
barruntando el barro
de veredas y caminos
sus fríos, su soledad.
Niñas, salid al balcón
traigo músicas de lejos
boleros, pasodobles,
buenaventuras, planetas
historias y recuerdos..
Llego el titiritero
cadenas con doblones
con sus versos de oropel
pero.... subid a las azoteas
y ocupad vuestros balcones.
Mirad su figura altiva,
prosopopeya viva
de ínsulas soñadas
de abandonos, de huidas.
Declama sus soliloquios
de portal en portal
de amores fingidos
inflamando el personal,
Magnifico orate,
declama su romance
como hidalgo Quijote,
sin que las risas le espante.
Aplausos, cuchicheos
niños asombrados
con sus velas de mocos
mientras ríen las mocitas
sus requiebros y piruetas.
Salta la cabra en su botella
suma y resta un caniche,
con vestidos de princesa
ladrando a su compás,
mientras el viejo anacoreta,
desgrana sus melodías
con un solo de trompeta.
Que suenen aplausos
vítores y alguna moneda
no por sus canciones
ni ripios con planetas, es
por espantar el invierno
y anunciar la primavera.
Con su porte de marqués
de blasón envejecido
su magra recaudación,
mira maldiciendo.......
mientras entona otra canción.

Te echo de menos pequeña.

Marea alta,

sabor salado,

brisa suave.

Intento que mi guitarra

hable de tu ausencia,

que me hablas,

que me llamas

con el sonido

de tu mirada

en la distancia.

Sonidos puros,

del color brillante,

de caricias en la piel.

Te echo de menos

mañana, hoy y ayer.

viernes, 7 de mayo de 2010

La luna en la fuente.



Noche de luna llena

soy esa sombra imprecisa

en el espejo de aquella fuente

¿te veré esta noche?

¿te detendrás en ella?

besare tus labios

sin que me veas

cuando te inclines

para beberla

y seguiré tus pasos

sin molestar, pero a tu vera.

Lo acabo de ver y me encanta

jueves, 6 de mayo de 2010

Castillo de arena.

Aquella pareja de críos se había puesto manos a la obra, con palas y cubos, con sus manos levantaban un castillo de arena. Grandes muros con el deseo que detuviera al mar. Alta torre que pregonara al aire sus pensamientos y un foso para atrapar olas dominando su fuerza aunque fuera un solo instante.Se oían sus risas, se palpaba esa ilusión compartida en su obra, ella aseguraba el muro, él perfilaba sus almenas. Entre aquel proyecto de mujer y el mozalbete inexperto flotaba el viejo sueño de dominar al mar, oponiéndole lo único que en sus mentes tenían, aquel imponente castillo. de arena.El mar los observaba con ternura de años, con cuantas parejas como aquella había jugado igual que hoy, y tantearía suavemente sus muros, mientras los críos taponaban rápidos sus grietas, se animaban mutuamente con risas, un atisbo de abrazos y unas leves miradas a sus labios. El mar reía con ellos lanzándoles olas de espuma que engalanaban su castillo.Pararon ambos un momento, comprendían su inevitable final y se sentaron uno al lado del otro, abrazando sus rodillas, pero con una sonrisa y ojos color ilusión admitiendo la fuerza del mar y su destino. El mar quiso ser amable, y no lanzo una gran ola, solo incremento su cadencia llevándose con dulzura aquellos granos de resistencia y permitió que la torre se diluyera en la espuma.No fue inútil, fue bello aquel tiempo compartido, aquel deseo los había unido mas que ninguna fuerza, pero otra los unía ahora, el mar. ¿ Nos bañamos? Y de la mano ella y él corrieron hacia los brazos del mar que los esperaba.Con sus altas olas y torreones de espuma este cálido mar los recibió, les construyo un castillo de agua. de mar, así es el sabor de los besos y las lagrimas. A salvo del mundo de arena se fueron hundiendo en las profundidad de la tarde.

martes, 4 de mayo de 2010

Soñar sueños.



Patrick O´brian creador de los personajes del capitán Aubrey y del doctor Maturin (recordaran a Rusel Crowe, encarnando al capitán de la HMS Surprise), nunca pisó un barco y la primera vez que vio el mar ya había escrito algunos libros. Salgari aparte de Venecia, Verona y Turín, parece que se embarcó tres meses por el Adriático, por lo demás nunca salió de su buhardilla. Tampoco se conoce que Agatha Christie asesinara a nadie. Es la fantasía, la imaginación pues ese motor de la mente que permite sin estar siquiera, crear mundos, personajes, aventuras, pasiones. Aplicada a las relaciones humanas, esa fantasía y esa pasión es lo que convierte en maravilloso vivir cada día. Basta solo oír o leer a alguien enamorado y enamorada. Se puede incluso estar enamorado del amor, necesitarlo, soñarlo, vivirlo en tal intensidad que en una misma realidad, la noche, la luna, unas estrellas, la brisa de la tarde junto al mar, te hagan cruzar los brazos delante tuya, conteniendo dentro esa realidad o ese sueño.

lunes, 3 de mayo de 2010

Árbol azul.









Cuando tus ojos se encuentran con mi soledad

El silencio se convierte en fruta

Y el sueño en temporal

Se entreabren puertas prohibidas

Y Eva aprende a sufrir.
Cuando mi soledad se encuentra con tus ojos

El deseo sube y se derrama

A veces marea insolente

Ola que corre sin fin

O savia que cae gota a gota

Savia más ardiente que un tormento

Inicio que nunca se cumple.
Cuando tus ojos y mi soledad se encuentran

Me entrego desnuda como la lluvia

Y desnuda como un seno soñado

Tierna como el fuego que madura la viña

Múltiple me entrego

Hasta que nazca el árbol de tu amor

Tan alto y rebelde

Tan rebelde y tan mío

Flecha que vuelve al arco

Palmera azul clavada en mis nubes

Cielo creciente que nada detendrá.






Yumana Haddad (Beirut 1970).

domingo, 2 de mayo de 2010

Celebración del día y de la noche.












El día cierra la verja de su jardín,
se lava los pies y se pone el manto
para recibir a su amiga la noche.
El crepúsculo avanza lentamente.
En sus hombros hay manchas de sangre,
en sus manos una rosa
a punto de marchitarse.
La aurora avanza ruidosa.
Sus manos abren el libro del tiempo
y el sol pasa las páginas.
En el umbral del ocaso
el día rompe sus espejos
para conciliar el sueño.
Los momentos son olas del tiempo.
Cada cuerpo es una playa.
El tiempo es viento
que sopla del lado de la muerte.
La noche abotona la camisa de la tierra.
El día la desnuda.
Es el alba:
en el balcón las flores se frotan los ojos,
en la ventana
ondean las trenzas del sol.
El día ve con las manos,
la noche ve con todo el cuerpo.
Si el día hablara,
anunciaría la noche.
Suave es la mano de la noche
en las trenzas de la melancolía.
El día no sabe dormir
más que en el regazo de la noche.
Se le concedió a mi tristeza
ser una continua noche.
El pasado,
lago para un solo nadador:
el recuerdo.
La luz: vestido
que a veces teje la noche.

El crepúsculo: única almohada
en la que se abrazan el día y la noche.
La luz sólo actúa despierta.
La oscuridad sólo actúa dormida.
Los sueños de la noche son hilos con los que tejemos
los trajes del día.




Alí Ahmad Said (Siria 1930)

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...