domingo, 9 de mayo de 2010

Te echo de menos pequeña.

Marea alta,

sabor salado,

brisa suave.

Intento que mi guitarra

hable de tu ausencia,

que me hablas,

que me llamas

con el sonido

de tu mirada

en la distancia.

Sonidos puros,

del color brillante,

de caricias en la piel.

Te echo de menos

mañana, hoy y ayer.

No hay comentarios:

Momentos.

Aparte de este momento en estoy viendo al sol irse por el mar y a la vez escuchando unos pajarillos prepararse para la noche, podría c...