A bordo.

Todo lo que usted puede leer es fruto de la imaginación , mía y de muchas personas qúé un dia me contaron.

lunes, 26 de julio de 2010



Pintura, fotografía, dibujo. Intentamos llevarnos con nosotros esa imagen que nos ayude a combatir el olvido y amarrar el recuerdo. El mar desata en nosotros distintas emociones, pero casi siempre nos induce a soñar despierto. Viajar, conocer lugares exóticos, el mismo hecho de la travesía, cuando no poner tierra por medio. Está demostrado que la tensión arterial baja a nivel del mar y que la brisa nos elimina, esos iones que acumulados producen el stres, el desasosiego y el malhumor. Particularmente creo que el mar es un diapasón. Vinimos del mar hace millones de años, con otro cuerpo claro, estamos nueve meses en una cápsula llena de liquido, la mayor parte de nuestro organismo es agua salada. Por eso cuando nos ponemos frente al mar, cuando navegamos con la mirada, nuestro cuerpo siente la llamada de su origen perdido, sentimos la paz del regreso a casa. Hace miles de años, no se quien, tuvo una feliz idea, además de un dibujo se llevó el sonido encerrado en una caracola.



Una tarde de primavera, "La reunión de los barcos".

Felipe Mercadar Borguetti.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...