A bordo.

Todo lo que usted puede leer es fruto de la imaginación , mía y de muchas personas qúé un dia me contaron.

lunes, 30 de agosto de 2010

Certezas

Tinta color de bruma Y la pluma va y viene en trazos inciertos, obediente quiere dibujar deshilachados; pensamientos, sentimientos, imágenes. Vienen y van sonidos desde tierra; risas, gritos, campanas. Una mescolanza de vida a trozos encerradas en un sonido. La mar impertérrita con un alma de siglos a su espalda, te acuna, te besa una y otra vez recordando que el mundo ha sido siempre igual, allá continúa el trueque y la bulla todo depende del; precio, del aprecio o del desprecio. Me gusta y prefiero la certeza de la cal, que te devuelve como espejo la luz de Cádiz, te hiende la pupila buscando tu verdad. Tienes que darte por vencido cuando en primavera la luz y Cádiz nacen de la mano. Me gusta el sabor a sal, áspero, duro, seco, que hiere y sana. Conserva nuestra carne, pero corroe al metal, ¿amiga o enemiga? Depende, como todo. Me gusta el levante que despeja la playa de inoportunos, que te aleja de tierra de día, te agota sin necesidad de otro medio y te induce a la siesta y sus sueños. Cuando el sol se rinde y busca su baño, un viento de poniente te lleva a lomos hacia puerto, arriba en otro mar azul nos espera una cara de plata, esa amiga que viene a buscarte en aromas de jazmín.
Son las certezas quienes nos aseguran el rumbo y es esa bruma, incierta, las mas de las veces solo sueños o mentiras, quienes se proyectan en nuestras velas como los cinematógrafos de verano. Vuelven; Lana Turner con un lunar en forma de corazón, Una joven de 19 años le pregunta a Bogart si sabe silbar. Cooper solitario mira y remira un reloj que se acerca a las 5 de la tarde………En la noche, hasta el marinero menos experimentado sabe, que para navegar haz de dejarte llevar por las estrellas.

miércoles, 25 de agosto de 2010

El grillo.

Un grillo manso que te quiere, amiga,
Y que en quererte vanamente insiste,
Cada vez que el silencio rehace
Te silabea su reclamo triste.
Abre los ojos. No te duermas. Ponte
Bien cerca, amiga, de mi pecho añoso;
Y así, callados, escuchemos juntos
La campanita del cri-cri amoroso
Entre las gentes del camino, siempre
Un hombre humilde me propongo ser
,Como el grillito que te quiere tanto
Y que te canta sin dejarse ver.

José Pedroni. Argentina. 1899-1968

martes, 24 de agosto de 2010

Miradas



De pronto nos ha atacado una fiebre exhibicionista en esto de las "redes sociales", pregonamos nuestras inclinaciones, gustos, fotografías, cumpleaños, aunque luego esta conducta no tiene una traducción mas "humana" es decir, que eso mismo no lo hacemos "en vivo". Al contrario, todo lo parlanchines que puede llegar a ser alguien en la red, no es aplicable a su quehacer normal. Vivimos dentro de las pantallas o hacemos que vivimos, desdeñando otras formas de comunicación en directo. Podría añadir que es mas fácil tener un encuentro sexual, que emplear el mismo tiempo con esa persona, charlando de temas trascendentales. Pienso que o bien esos temas no les interesa a nadie o el sexo ha perdido aquel aura de intimidad, exquisitez, incluso premio a una relación agradable, picara y excitante.

En resumen, cuando estamos frente a alguien, nos resulta menos incomodo desnudarnos por fuera que por dentro. Recuerdo cuando las charlas, los encuentros aparte de procurarnos una relación de intercambios de pensamientos, de complicidades, era una forma también de explorar las posibilidades de un intercambio mas intimo, pero se revestía de algo llamado seducción. Mezcla de oratoria, simpatía, ocurrencia, sorpresa, picardía, incluyendo las manidas ferhormonas.

Ellas nos miran; las manos, imaginando que tal serían de hábiles y suaves, los zapatos y el peinado como avance de limpieza y sobretodo el trato en cuanto a formas y maneras con el que abandonarse en esa dulce fragilidad. Luego la mayoría de las veces, queda todo en un agradable rato de mutua exploración, para....quizás mas adelante. Hoy la seducción ha dejado paso al alcohol como acelerante, a la hamburguesa como plato fuerte y el erotismo es "made in China". No es raro que después se acuda a la pantallita para llenar huecos.

Me encanta Internet, pero sigo comprando diarios, libros, paso largos ratos en los cafés, adoro los buenos restaurantes, y considero que el erotismo comienza, cuando ella mirando mi mirada ,adivina que el resto del mundo mundial, acaba de desaparecer a nuestro alrededor .



Óleo de José Carlos Civit.

miércoles, 18 de agosto de 2010

La red.



Dos, tres frases, vuelta a borrar. La luz del faro vuelve a pasar por mi ventana, tres fases, pausa, una más y otra pausa mayor. Las tengo memorizadas desde mi infancia en este mismo puerto de mar. Es como ese aparatito que ponen sobre el piano para el compás. Qué compás? No sé si el mar necesita que se lo marquen, para enviar sus olas a la playa. Dicen que es la luna la causante, entonces el mar es lunático o lunática. Vaya por Dios tantos versos dedicados a esta parte acuosa de la tierra y terminamos en que está loca. Enamorados y orates son los mejores clientes del satélite, aparte de los ladrones de ganado. Ah y lo marineros, es de agradecer un poco de luz allá fuera. Me olvidaba de los del signo Cáncer, por lo que parece algo les afecta. Los embarazos se miden por lunas. Compongamos entonces que son más de uno y con distintos motivos, los que necesitamos a la luna para nuestros asuntos. Las estrellas también, las más bonitas son las que brillan en los ojos de una mujer cuando mira allá a lo lejos. Miro en este momento el cielo y me parece una inmensa red, con miles de nudos, miles de estrellas elegidas por este o aquel, que nos van atrapando uno a uno, luego de vuelta a casa ir de la mano es más fácil. Después de los suspiros en la despedida vendrá lo de escribir. Quizás dos, tres frases o versos, quizás los borres no importa, vendrán otros mejores.
Y todo esto pensando en ti. Soy Leo y no estoy embarazado, tampoco robo ganado. Creo que me afecta la luna o será la luz del faro o el rumor cercano de la playa. Quizás esa blusa de flores que llevabas puesta o tu sonrisa. Qué más da. ¿Te he hablado de cómo son las luces de los faros?, que te bese?......Ok otro día te lo cuento.

viernes, 13 de agosto de 2010

Esta noche.





Esta noche al oído me has dicho dos palabras
Comunes. Dos palabras cansadas
De ser dichas. Palabras
Que de viejas son nuevas.

Dos palabras tan dulces que la luna que andaba
Filtrando entre las ramas
Se detuvo en mi boca. Tan dulces dos palabras
Que una hormiga pasea por mi cuello y no intento
Moverme para echarla.

Tan dulces dos palabras
?Que digo sin quererlo? ¡oh, qué bella, la vida!?
Tan dulces y tan mansas
Que aceites olorosos sobre el cuerpo derraman.

Tan dulces y tan bellas
Que nerviosos, mis dedos,
Se mueven hacia el cielo imitando tijeras.
Oh, mis dedos quisieran
Cortar estrellas.

Alfonsina Storni.

miércoles, 11 de agosto de 2010

Palabras.





Es mi intención siempre que pueda, regalarte tres rosas, o traerte la luna, o deslizar mariposas dentro de mis palabras, como las que pusiste en mi estomago. Atrapo las palabras al vuelo, con la punta de los dedos, por su sonido, por su color, por la suavidad que hacen al oído y a la piel. Pongo atención en sus tildes y acentos, cantidad de silabas, un sinfín de detalles. Sobretodo que sean amables.
No me gustan; las que tienen filo, las que suenan a motocicleta desafinada, ni a problemas digestivos, tampoco las militares, tan concisas, que me recuerdan a mi abuelo con las riendas de sus mulas en la mano. Me sorprendería saber si existió un general poeta. Los admiradores de la ferretería conquistarían la luna y desdeñarían las mariposas y cuando escriben, lo hacen con una colección de gerundios al son de una marcha.
Mi conquista es más pequeña, una porción de tiempo y espacio que compartir. Preferiblemente mirando al mar, de música una charla y cuando no me veas, oyéndote cerca y lejos, sonreír mirando el color de tus palabras.

martes, 10 de agosto de 2010

Decir,Hacer.



Entre lo que veo y digo,
Entre lo que digo y callo,
Entre lo que callo y sueño,
Entre lo que sueño y olvido
La poesía.
Se desliza entre el sí y el no:
dice
lo que callo,
calla
lo que digo,
sueña
lo que olvido.
No es un decir:
es un hacer.
Es un hacer
que es un decir.
La poesía
se dice y se oye:
es real.
Y apenas digo
es real,
se disipa.
¿Así es más real?
Idea palpable,
palabra
impalpable:
la poesía
va y viene
entre lo que es
y lo que no es.
Teje reflejos
y los desteje.
La poesía
siembra ojos en las páginas
siembra palabras en los ojos.
Los ojos hablan
las palabras miran,
las miradas piensan.
Oír
los pensamientos,
ver
lo que decimos
tocar
el cuerpo
de la idea.
Los ojos
se cierran
Las palabras se abren.

Octavio Paz. Mexico 1914-1998.
"El poeta pobre" de Carl Spitzweg.

lunes, 9 de agosto de 2010

Plug-and-play.

El lenguaje de nuestras emociones, es lo que nos hace ver la realidad como el cine moderno en 3D. Mirar al mar y a la vez sentir la brisa, hablar contigo aun en la distancia y saber que me escuchas. El matiz de una nube, la amabilidad de la arena de la playa, ese tiempo que se detiene lentamente como la caída de una hoja. Estas sutilezas solo son posible cuando además de la palabra la teñimos con las emociones.Todo eso que antes era plano o incluso en blanco y negro es ahora precioso y agradable.
Pero de ver la realidad a vivirla aun necesita de otro matiz, es tu presencia, esa mano tuya dentro de la mía. De ese modo se desvanece el cristal de esta pecera y te fundes con ese mar que tienes al alcance de tus dedos.

La carta.





Cuántas veces
quise escribir esta carta,
y otras tantas
la hice pedazos.
El largo parlamento
de mis cuitas
temían una burla,
una ironía flotando
entre líneas.
Todos los intentos
fallidos son, hoy,
como viejos cartones
arrumbados
en el cuartito
de los trastos viejos.
Cuando te veo pasear
algún domingo
por la costa del lago,
casi siempre
acompañada de tus hijos,
tengo la sensación
de que si hubiera
escrito la carta,
ellos serían míos.

Fernando Giucich.

Cuanto puedas





Y si no puedes hacer tu vida como la quieres,
en esto esfuérzate al menos
cuanto puedas: no la envilezcas
en el contacto excesivo con la gente,
en demasiados trajines y conversaciones.
No la envilezcas llevándola,
trayéndola a menudo y exponiéndola
a la torpeza cotidiana
de las compañías y las relaciones,
hasta que llegue a ser pesada como una extraña.

Poemas canónicos (1885-1915)
Constantino Cavafis.
"La discreción". Claude Marie Dubufé 1820.

martes, 3 de agosto de 2010

Asi es ella.


Así es ella, me dije; es la alegría

remota y honda que de pronto llega

a despejar el nudo que se debe

desanudar en la penumbra inquieta.


Noche y albor, me dije,

todo llegó a mi corazón por ella;

llegó el sabor oculto del deseo,

el presagio de ardor que en mí resuena.


Es mi cuerpo, me dije,

reconociendo su esplendor en ella,

el bosque entero de mi sangre, el pulso

y el latido secreto de su fuerza.


La imagen que conservo

de las verdes raíces de mi tierra;

ella es el tiempo mío, el del verano

en el regazo inmóvil de la siesta.


Así mismo, me dije,

es su fulgor herido en la belleza,

ella es el largo trecho recorrido

surtiéndose de entraña y sementera.


Ella es así, me dije,

callado abrigo que abrigó mis huellas,

el justo sueño que escogí en la lucha,

la libertad por la que canto es ella!


ELVIO ROMERO ( Paraguay, 1926 )

lunes, 2 de agosto de 2010

Belleza del astrónomo.



El Sol que nos alumbra
no es un sol presente:
ocho minutos tarda
en llegar a la Tierra.
Cuando dejas la casa
la hermosura prospera:
tu perfume en la cama
lentamente madura
como un sol generoso
que en presente redime
la pequeña hecatombe
de la alcoba desierta,
la memoria viviente
de dos planetas solos
que entre veinte millones
se encontraron.

Vicente Quirarte. Mexico 1954.

"Temprano, un domingo por la mañana" Óleo sobre lienzo.

Edward Hopper.


LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...