A bordo.

Todo lo que usted puede leer es fruto de la imaginación , mía y de muchas personas qúé un dia me contaron.

martes, 24 de agosto de 2010

Miradas



De pronto nos ha atacado una fiebre exhibicionista en esto de las "redes sociales", pregonamos nuestras inclinaciones, gustos, fotografías, cumpleaños, aunque luego esta conducta no tiene una traducción mas "humana" es decir, que eso mismo no lo hacemos "en vivo". Al contrario, todo lo parlanchines que puede llegar a ser alguien en la red, no es aplicable a su quehacer normal. Vivimos dentro de las pantallas o hacemos que vivimos, desdeñando otras formas de comunicación en directo. Podría añadir que es mas fácil tener un encuentro sexual, que emplear el mismo tiempo con esa persona, charlando de temas trascendentales. Pienso que o bien esos temas no les interesa a nadie o el sexo ha perdido aquel aura de intimidad, exquisitez, incluso premio a una relación agradable, picara y excitante.

En resumen, cuando estamos frente a alguien, nos resulta menos incomodo desnudarnos por fuera que por dentro. Recuerdo cuando las charlas, los encuentros aparte de procurarnos una relación de intercambios de pensamientos, de complicidades, era una forma también de explorar las posibilidades de un intercambio mas intimo, pero se revestía de algo llamado seducción. Mezcla de oratoria, simpatía, ocurrencia, sorpresa, picardía, incluyendo las manidas ferhormonas.

Ellas nos miran; las manos, imaginando que tal serían de hábiles y suaves, los zapatos y el peinado como avance de limpieza y sobretodo el trato en cuanto a formas y maneras con el que abandonarse en esa dulce fragilidad. Luego la mayoría de las veces, queda todo en un agradable rato de mutua exploración, para....quizás mas adelante. Hoy la seducción ha dejado paso al alcohol como acelerante, a la hamburguesa como plato fuerte y el erotismo es "made in China". No es raro que después se acuda a la pantallita para llenar huecos.

Me encanta Internet, pero sigo comprando diarios, libros, paso largos ratos en los cafés, adoro los buenos restaurantes, y considero que el erotismo comienza, cuando ella mirando mi mirada ,adivina que el resto del mundo mundial, acaba de desaparecer a nuestro alrededor .



Óleo de José Carlos Civit.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...