A bordo.

Todo lo que usted puede leer es fruto de la imaginación , mía y de muchas personas qúé un dia me contaron.

jueves, 23 de septiembre de 2010

Cuando leo tus cartas

Asomarme a la bandeja de entrada al abrir mi ordenador, me produce siempre una emoción mezclada con inquietud. De un vistazo decido cuales mandare sin abrir a la papelera, cuales otros abro-leo-contesto rápidamente por ser de trabajo, anodinos, pero necesarios….luego están los deseados. Entre estos están los tuyos, no son frecuentes en estos últimos meses. Allí me quedo un rato mirando tu nombre, pienso….que me dirá, será largo el mensaje o solo una respuesta, tendrá muchas palabras, de qué color y a que sonaran. Las palabras tienen colores propios, a veces lucen aunque sean cortitas como estrellas, otras son nubarrones que te hacen tiritar allí sobre el blanco de la pantalla.
Cuando el mensaje trae muchas líneas me levanto un momento por una botellita de agua fría, allí lo leo de un tirón, como si rasgara el papel que envuelve un regalo, luego voy frase a frase y si en vez de ordenador fuera un papel lo acercaría a mi nariz, a la cara…..en esos casos se extrae mas información de una carta.
Sea lo que sea y me digas lo que digas, no soy quien lo lee, eres tu quien habla abrazada a tus rodillas, con una gran sonrisa y………el reloj da marcha atrás, a cualquiera de esas tardes juntos y oigo…te oigo a ti. Siempre constituye una sorpresa y un regalo. Saco la conclusión que te acordaste de mi, que pensabas mientras escribías como si estuviera delante y que cuando terminas diciendo…besos….siento tu rostro acercándose al mío y tocando mis labios con los tuyos tan regordetes…….

1 comentario:

Almadona dijo...

Es maravilloso eso que has plasmado...sin palabras

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...