A bordo.

Todo lo que usted puede leer es fruto de la imaginación , mía y de muchas personas qúé un dia me contaron.

miércoles, 22 de septiembre de 2010

De compras

La luna del escaparate devolvió su imagen, la suya y la de media docena más. Los modelos de zapatos de temporada ya lucían en los estantes, se fijo en unas medias botas. Tenían el tacón justo, pensó mirando unos en particular. Recordó con una sonrisa sus piernas, las imagino con aquellas botas. A su mente vinieron imágenes de sus manos, de su boca tan fresca, de esa sonrisa siempre puesta, tan acogedora. Miro su teléfono móvil, nada. Es curioso pero cada vez que ella lo llamaba o le enviaba un mensaje, segundos antes ya lo esperaba. Aun en la distancia, aun en los años que habían pasado siempre lo había presentido, entre ellos existía un delgado hilo que los unía, una conexión fuerte, algo sobrenatural. Se puede decir y sentir…te quiero….te amo…pero hay un grado más y es ese hilo. Los chinos tienen esa historia del hilo de color rojo….rojo…eso me recuerda….a mi espalda una sombra paso reflejada en aquel cristal, vi un par de piernas de mujer muy bonitas sobre unos zapatos de tacón rojos, sonreí y lleve mi mano al bolsillo, justo cuando comenzó a zumbar el teléfono. Que observadores son estos chinos.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...