A bordo.

Todo lo que usted puede leer es fruto de la imaginación , mía y de muchas personas qúé un dia me contaron.

miércoles, 29 de septiembre de 2010

Diversidad.


Lo llamativo del turista ante una gran ciudad es la diversidad de razas, atuendos, sonidos, horarios, comidas. Es como si entraras en unos grandes almacenes, pero los maniquíes son seres vivos. La ausencia de modelos o mejor dicho la ruptura de los modelos permiten este escenario cosmopolita. Si esto ya es mareante los modelos de comportamientos sociales son aun más diversos. Hoy resulta anticuado cuando no improcedente preguntar por el estado de alguien; casado, soltero, con pareja o sin pareja, con amante, y todo ello ¿a tiempo parcial o continuo? También puede tomar dos opciones de las anteriores y mezclarlas. Cualquiera de ellas las puede usted realizar a la luz del sol o de la noche. La serie “Sexo en Nueva York” en esto ha sido determinante, los diálogos y sus personajes son simpáticos, divertidos, incluso relajantes.
Vivir de acuerdo con nuestro propio personaje se hace realidad y necesidad. Porque las mentiras y los disimulos son ridículos y saltan a la vista. Póngase rastas, conviva con su novio/a, lleve a su perro o al saxofón bajo su brazo, tómese un café con su amante en la avenida y salude cortésmente a todo el mundo. Al que no le guste su guión, atuendo o personaje, que entre en ese gran almacén y adquiera el que desee. Menos el de ofendido, ese ya no se vende.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...