A bordo.

Todo lo que usted puede leer es fruto de la imaginación , mía y de muchas personas qúé un dia me contaron.

domingo, 19 de septiembre de 2010

Solo quedo el silencio.


Me miro a los ojos
detrás de su vestidura blanca,
sentados frente a frente.
Una a una con su lupa
desarmó todas las piezas,
¿no lo ha notado?,
El qué?, dije,
miramos inclinados al interior.
No lo oye?, el silencio,
aquí falta una pieza.
No se quizás debí perderla.
Hace mucho insistió?
no lo recuerdo.
Y que recuerda usted.
Estaba en la playa
mirando el mar
esperando llegar una vela
y solo arribo el silencio.
Se oscurecieron las palabras en mi mente,
las caras se tornaron grises.
En el jardin entre dos latidos
se quedó la tarde vacía y quieta.

óleo sobre tela. Thounet.

1 comentario:

Pescadora de Perlas dijo...

Cuando sólo queda silencio,
ese silencio que está plagado de sonidos para adentro.
Nunca sabemos si es porque no saben que decir o porque no quieren decir lo que saben.

Un beso y buena semana.;-)

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...