A bordo.

Todo lo que usted puede leer es fruto de la imaginación , mía y de muchas personas qúé un dia me contaron.

jueves, 23 de septiembre de 2010

Un ramo de anémonas.





La vida juega con nosotros, una veces cruel y otras, traviesa Nos vuelve locos con el amor así, unas veces maneja nuestro corazón como una locomotora desbocada, otras nuestras manos simulan un violinista, solo que en lugar de un instrumento, deja en su hueco el cuerpo de tu amada y aquellos que nos observan ríen, se hacen guiños, porque somos adorablemente ridículos.
Cómo no serlo si alguien ya con una edad, corre tras un autobús, se apea jadeante en una floristería, da mil detalles sobre un ramo exquisito de anémonas, papel, lazos…..todo ello con ojos color cristal, donde en vez de “niñas” hay una mujer en ambos.
Cómo no parecerlo si ya en su puerta se mira y remira mil veces en los cristales de la calle, el pelo, o el bigote, la raya del pantalón…….Diossssssss que ojeras. Mira su reloj por vigésimo sexta vez……..
Cómo no soñarlo si cuando estamos lejos, devoramos kilómetros, deshojamos horas del reloj de las noches, arrugamos sabanas tras hacerle el amor a la almohada. ¿Me dará tiempo a verla al salir del trabajo, serán dos minutos, total en ir y volver dos horas, pero compensa?
Cómo no intuirlo, cuando despiertas dentro de unos ojos y te sientes desnudo, el suelo desaparece bajo tus pies, tu camisa no es un chaleco antibalas y aun así despliegas una sonrisa, abres tus brazos y rodeas………un talle, otros brazos y suenan esos violines……..Decididamente la vida es traviesa…..con ellos y algo cruel con los espectadores de sus travesuras.

3 comentarios:

Rocio Velasque dijo...

Cómo así que nuestras manos simulan un violinista? no entiendo esa parte.

Capitán Smith dijo...

Pues un abrazo con una cierta actitud erótica y seductora.

Rocio Velasque dijo...

aay que bien, pensé en un abrazo pero no de esa forma... pero si... ay que lindo!! me encanta. Que bonito escribe usted.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...