A bordo.

Todo lo que usted puede leer es fruto de la imaginación , mía y de muchas personas qúé un dia me contaron.

viernes, 8 de octubre de 2010

De viaje.




El más arriesgado de los viajes que uno pueda emprender, es hacia el interior de uno mismo. Existe un momento crucial para hacerlo, pero es necesario primero estar preparado, pertrechado y segundo que exista algo que encontrar. Ambas dos premisas deben ser intuidas previamente, en caso contrario es inútil y una considerable pérdida de tiempo. Ciertos síntomas o destellos nos ponen en alerta; una cierta propensión a estar solo, a guardar silencios prolongados aun en medio de una conversación animada, dejar hablar con tranquilidad a los demás, buscar calle y avenidas paralelas a nuestro itinerario usual, hojear álbumes de viajes lejanos. Mirar con atención a los clientes de nuestro bar, leer esos artículos y editoriales de fondo de nuestro diario y sobretodo cuando un día nos piden nuestra opinión……..optar libremente por no decir ninguna, aunque se tenga y además bien articulada. Son como digo síntomas de nuestro embarazo a término, nuestro otro yo ha hecho las paces con su pasado y presente, ha decidido que traje cómodo va a vestir y quiere salir a la luz.
Oriente aporto una visión ascética, los de acá lo continuamos con los retiros monásticos, en oriente seguidores de Buda o estudiosos del Zen. Los Ingleses mas originales y pudientes su Gran Tour. Todos, tarde o temprano iniciamos nuestro viaje que de crisálida nos convierte en otra cosa. Tus piezas deslavazadas; emociones, recuerdos, sentimientos, valores, metas, ilusiones, temores, sexo, amor….se ensamblan y dan una imagen como resultado.
Debería ser obligatorio partir de este punto para contraer compromisos. Firmar una hipoteca bancaria, comprometer un matrimonio, tener hijos y muchas cosas. Solo hay que mirar la cantidad de damnificados, que podemos haber dejado en nuestro camino. También quizás si fuéramos tan concientes no haríamos nada, quien sabe.
Como nunca es tarde ahora disfruto y me aseguro de ello, de cosas aparentemente sencillas como; no olvidar un aniversario, ni un cumpleaños, estar y que sientan que estás, tener una sonrisa, un abrazo, eliminar palabras con filo o doble sentido innecesario, tapar una debilidad acompañándola con una nuestra. Un consejo, no hable de su profesión, ya que es un experto aburrirá hasta a una momia, tampoco hable de planes de adelgazamiento.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...