A bordo.

Todo lo que usted puede leer es fruto de la imaginación , mía y de muchas personas qúé un dia me contaron.

miércoles, 3 de noviembre de 2010

Carta desde la isla del papagayo tartamudo.

A veces de nuestro brazo, a veces a nuestro lado, otras unos pasos delante, otros quizás atrás. La vida es algo cambiante, cálida y llena de incertidumbres. Como buena amiga en ocasiones armada de toneladas de paciencia, nos espera en un banco de esa avenida, su cara sobre una palma de su mano y nosotros……nosotros nos devanamos los sesos y sexos pensando en ser robinsones, únicos en el mundo en la suerte o la desgracia. Mirándolo bien la vida es una retahíla de sucesos en los que interviene el azar más de lo que pensamos y cuando menos lo esperamos, suena el timbre que anuncia el final del recreo. Volvemos a la rutina y allí en el patio quedaron grandes amores, aventuras, sueños, que son la sal y la crema. Sin estas cosas la vida sería lo que nos repetía una y otra el profe de Ciencias Naturales, “Un ser vivo es aquel que nace, crece, se reproduce y muere”. Si aparte de esas cuatro cosas, tu puedes contar una historia aunque sea pequeñita y fugaz entonces no te detengas en contar solo el final……nárrala entera, de principio a fin, detente en decirnos de qué color era su mirada, a que sabían sus labios, de que tejido estaban hechas las yemas de sus dedos. En nuestros libros infantiles Dios, aparecía como un señor de barba blanca ,avanzada edad y parco en palabras, de ahí supongo vendría la breve descripción del profe sobre qué era la vida, menos mal que Eva le dio un poco de argumento, sal y algo de pimienta a nuestra historia.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...