A bordo.

Todo lo que usted puede leer es fruto de la imaginación , mía y de muchas personas qúé un dia me contaron.

jueves, 11 de noviembre de 2010

Para mi enana





Metería mis dedos en tu pelo, separando capas de él, devanando los mechones lentamente, acariciando tus sienes mientras tú, inclinas la cabeza sobre mi pecho. Veríamos la tarde decir adiós tras la cortina, volver los niños de sus juegos y nosotros aún no habríamos acabado de deshojar dos vidas. Tendríamos miles de palabras, miles de besos, de caricias ocultas en la palma de nuestras manos. Nos bañaríamos en la mirada imaginando veredas y atajos. Solo somos dos flores inesperadas, rojas, como un corazón en medio de la primavera.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...