A bordo.

Todo lo que usted puede leer es fruto de la imaginación , mía y de muchas personas qúé un dia me contaron.

sábado, 4 de diciembre de 2010

Silencio entre dos.




Es raro en las grandes ciudades los apagones de luz eléctrica por grandes averías. Pero cuando eso sucede ¿recuerdan lo extraño que resulta?, nos quedamos en silencio sin saber que hacer. Después en torno a una luz improvisada nos lanzamos a contar mil cosas, los hijos se disponen en torno nuestra, escuchando absortos nuestras historias. Incluso tras repararse la avería alguno de ellos dice…no enciendas la luz y cuéntame mas cosas. Estamos “enchufados” a mil cacharros, pero sobre todo ellos nuestra bandeja de correo y la pantalla del móvil, nos bombardea con mensajes de amigos, conocidos, desconocidos, coincidentes laborales. Muchos de ellos hacen ya años que ni habla directamente contigo, otros pudiendo descolgar el teléfono y llamar o quedar para un café o pararse en la calle e iniciar una conversación personal, prefieren este medio impersonal, telegráfico y de nulo compromiso.
He comenzado hace unos días un “apagón personal”, he dejado de contestar mensajes o correos y esperare a ver cuantas personas quedan intrigadas y deciden contactar directamente conmigo. Puede que allá fuera no sean tantos a los que les importe esto, ni yo mismo les importe tampoco. Pero seguro que me encantara oír otra vez la voz de algunos amigos, aprovecharé para quedar con ellos, tomar unas copas, pasear por la ciudad y un largo etcétera. Cualquier cosa antes de ser un “contacto” en una lista impersonal, que todos vamos pasando de uno en otro.

Óleo sobre lienzo. "Silencio entre dos". Isolina Fratini.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...