jueves, 9 de diciembre de 2010

A un viejo conocido.

En las catacumbas de sus escritos
pasea la nocturnidad por sus rincones
conjurando ensalmos, sensaciones
despidiendo el ámbar de sus ocasos.

Echo de menos tu expresivo silencio
cuando no estas, pero siento tu compañía
que no está en la abundancia, él es y aquí está
corto, breve, dos frases con punzante ingenio.

En su breve aparición lección de esgrima
como una virtual muleta, enseña y esconde
citas y poemas, dejando un recorte
de buen gusto para toda la galería.

Siga usted callado como mejor le plazca
pero acompáñenos en estas travesías
por entre estos océanos singulares
de amores, lunas, Alma y poesías



No hay comentarios:

Momentos.

Aparte de este momento en estoy viendo al sol irse por el mar y a la vez escuchando unos pajarillos prepararse para la noche, podría c...