A bordo.

Todo lo que usted puede leer es fruto de la imaginación , mía y de muchas personas qúé un dia me contaron.

miércoles, 8 de diciembre de 2010

Vienen días.



A pesar de lo revuelto que tenemos al mundo vamos a iluminar nuestras calles, nuestras casas y nuestros semblantes con luces de mil colores. Da igual su religión o que ni la tenga, estos días trascienden a los dioses y quizás mejor que vayan siendo cada vez más “humanos”. Dioses que para unos habitan en el azul del cielo y para otros en el verde de un billete de banco. Conformémonos los pobres con nosotros mismos, con nuestros amigos, con nuestras familias, con aquellos que consiguen que nuestro corazón se acelere al mirarlos. Cambiemos “yo” por “ti”, mantengámonos un poco en silencio oyendo la vida. Si tenemos que hacer un regalo pensemos algo distinto, algo que nos exija un poco de trabajo y pensamiento, no aquello que nos inducen las pantallas, pensemos mejor en la persona y que es lo que más le gusta o desea, puede que sean pequeñas cosas, quizás una llamada, un abrazo y un detalle minúsculo pero muy tuyo y muy suyo. Podemos regalarnos a nosotros mismos, un momento de nuestro tiempo envuelto en una sonrisa.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...