A bordo.

Todo lo que usted puede leer es fruto de la imaginación , mía y de muchas personas qúé un dia me contaron.

martes, 18 de enero de 2011

Con todo cariño.




Nadie es uno mismo al ciento por ciento, todos ofrecemos una versión descafeinada con los que viven a nuestro lado. Vamos purgando todo aquello que sabemos que molesta o incordia, sobre todo con quienes dependemos sentimentalmente. Nadie nos lo pide, pero lo hacemos y al final llega un momento en que somos en realidad otro. Me encantan mis defectos leo que dice el personaje del libro que tengo entre manos y es cierto. Los defectos forman parte de nosotros y cuando los soslayamos dejamos de ser el mismo. Por eso tenemos amigos, para no perdernos, para no volvernos más locos. Siempre me he preguntado por qué los amigos nos soportan, nos sufren y están siempre al lado. Al final me he dado cuenta, que es porque con ellos no tenemos que hacer concesiones, no hay el premio ni castigo de las otras relaciones en que si te portas mal o te quedas sin cena o sin postre.
Eso es lo bueno de los amigos, que puedes ser; un gran metepatas, un ser maravilloso, ocurrente, surrealista, incluso con suerte amante ocasional…..y ellos contigo. Es esa libertad de acertar y errar lo que hace bonita esa amistad. Cuando están ausentes se les echa tremendamente de menos, cuando están lejos está uno deseando que vuelvan, cuando están enfadados es imposible no preocuparse porque dejen de estarlo….porque sin ellos nosotros no podríamos ser ni existir en realidad, sin ellos nuestra alma se va quedando pequeñita.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...