A bordo.

Todo lo que usted puede leer es fruto de la imaginación , mía y de muchas personas qúé un dia me contaron.

jueves, 17 de marzo de 2011

19 de Marzo de 1812.

Realmente fue en la Isla de León, hoy localidad de San Fernando, situada junto a la ciudad de Cádiz donde se iniciaron los primeros trabajos para la redacción de la Constitución de 1812, conocida luego como La Pepa, ya que fue promulgada el 19 de marzo día de San José. Herederas de esta constitución fueron casi todas las de los países iberoamericanos. Quizás demasiado avanzada para su época, las fuerzas reaccionarias encabezadas por Fernando VII la demolieron pronto. Es curioso ver la nómina de los diputados y los países de procedencia, encontraremos los que después fueron líderes de su independencia de España, un intento pues de modernización que después mucho más tarde tendría continuidad.
Cádiz es el sitio ideal para todo, desde acordar una constitución hasta montar uno de los mejores carnavales del mundo. La Gracia con mayúsculas es la reina, definiré que gracia es una forma de hablar, de contar una historia, de hablar de alguien incluso con crítica, pero sin caer en el insulto, ni la ridiculización. Para que esta gracia exista lo primero es que nadie se moleste, lo cual se logra mediante juegos de palabras, silencios, rimas y palabras de doble significado. En carnaval las llamadas Agrupaciones cantan durante estos días; tanguillos, cuplés, pasodobles cuyas letras son de rabiosa actualidad y desde el Papa, pasando por el Rey, el gobierno hasta el último ciudadano es retratado en estas canciones. Se critica sobre todo la deshonestidad y se ensalzan los valores humanos. Pero sobretodo nunca falta un canto a su ciudad, que si bien señala aquello que es mejorable, pregona sin embargo el gran amor de ser gaditano. En muchos lugares es curioso oir a un lugareño hablar mal de su ciudad, eso aquí es impensable y no crean que porque se miren el ombligo, porque son hipercríticos, es que valoran la vida por encima de todo.
Una puesta de sol en Cádiz exime de cualquier tratamiento con Prozac, Lexatin o similar. Un par de copas de manzanilla (vino autóctono) y un picoteo de pezcaíto frito, dejará en paro a su psicoanalista. Lo peor o lo mejor que le puede ocurrir es, caer en un par de ojos negros, decida usted mismo/a si quiere dejarse llevar al precipicio.
Una bellísima habanera de Carlos Cano nos cuanta la similitud entre Cádiz y la Habana, existe es cierto y más en ese carácter amable, afable, simpático, que unido a este entorno la hacen inigualable. Y aquí me he venido a despojarme de algunas cosas y a darme un baño entre seres humanos muy normalitos.


Foto. Atardecer desde la Catedral de Cádiz.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...