A bordo.

Todo lo que usted puede leer es fruto de la imaginación , mía y de muchas personas qúé un dia me contaron.

miércoles, 13 de abril de 2011

La vida misma vista por sus protagonistas.....

No mi mejor perfil


I


No es éste mi mejor perfil, mucho me temo.


El artista, como puede verse, no me dio


la oportunidad de posar debidamente.


Pobrecillo: tenía la obsesión de los


triángulos, y me dejó dos patas fuera.


No dije nada entonces


(¿qué son, después de todo, dos patas


para un monstruo?) pero a la larga


lo sentí por aquello de la publicidad negativa.


¿Por qué, me dije, ha de ser quien me venza


tan ostentosamente imberbe, y montar


un caballo de cuello deforme y cascos cuadrados?


¿Por qué tiene mi víctima tan poco


atractivo que resulta incomestible?


Y, ¿por qué ha de llevarme, literalmente,


atado a una cadena? No me importa morir


de manera ritual, puesto que siempre resucito,


pero habría preferido un poco más de sangre


para dejar claro que se me toma en serio.




II


Es difícil para una chica estar segura


de que quiere ser rescatada. Vamos,


que le tomé afecto al dragón. Es agradable


que una guste, ya saben a qué me refiero. Tenía


tan buena presencia, con sus garras,


su deliciosa piel verde, y esa cola tan sexy...


Y su manera de mirarme me hacía


sentir que estaba del todo dispuesto


a comerme. A cualquier chica le gusta eso.


Así que cuando se presentó el muchacho,


con todos los adelantos de la técnica,


sobre un caballo de verdad peligroso,


no me pareció, si he de ser sincera,


muy atractivo. Quiero decir,


¿cómo era por debajo de todo aquel metal?


Quizá tuviera acné, espinillas o incluso


halitosis por lo que a mí se me alcanzaba,


mientras que el dragón...


vaya, se le veía todo el equipo


de una ojeada. Pero, ¿qué podía hacer yo?


El dragón se dejó vencer,


y una tiene que mirar por su futuro.




III


Cuento con diplomas en Gestión


de Dragones y Rescate de Vírgenes.


Mi caballo es del último modelo, con


Transmisión Automática y Obsolescencia Incorporada.


La lanza está hecha a la medida,


y mi armadura es un prototipo todavía


en la lista secreta del fabricante. Hoy en día


no es posible hacerlo mejor que yo.


Estoy preparado y equipado hasta


las cejas. Por tanto, ¿a qué viene poner dificultades?


¿no queréis morir o ser rescatados


de la manera más contemporánea?


¿no queréis desempeñar los papeles


que la sociología y el mito han diseñado para vosotros?


¿no os dais cuenta de que, si os ponéis demasiado exigentes,


hacéis peligrar puestos de trabajo


en la industria fabril de las lanzas y de los caballos?


De todos modos, ¿qué me importan,


vuestros deseos? No sois más que un estorbo.






Ursula.Askham. Fanthorpe. Reino Unido. 1929-2009

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...