domingo, 24 de abril de 2011

...............para tí.

DE ENTRECASA



No es la gran soledad

son los pequeños vacíos

horas en que la oficina

te fagocita,

exprime.


El tiempo que el niño duerme

su frágil siesta de hilo

y yo administro la rutina

cotidiana y doméstica,

malabarismos de la nada.


No son los grandes dolores

son las pequeñas frustraciones

el diario sin leer

las uñas hace tres días sin pintar

el no poder hacer el dobladillo del vestido de salir

ni necesitarlo.



Gisela Galimi. Buenos Aires, (Argentina). 1968




No hay comentarios:

Cogí el vestido que tanto le gusta.

Cogí el vestido que tanto le gusta a mi amigo cogí el vestido y volaron mariposas y lo enredé en mi pecho con tres deseos de hiedra....