A bordo.

Todo lo que usted puede leer es fruto de la imaginación , mía y de muchas personas qúé un dia me contaron.

martes, 31 de mayo de 2011

Dos besos....

El amor la superaba, con sus manos pequeñas lo aprisionaba y lo llevaba al pecho, como hizo con su hijo para amamantarlo. Lo acunaba dentro de sí, le daba calor, pero sentía el amor de una forma tan intensa que algunos días la sobrepasaba, porque era más fuerte que ella misma. Entonces plegaba sus alas y por unos días volvía a ser solo una crisálida, una rosa en la madrugada antes del primer rayo de sol. Nunca supo amar de otra manera. Aunque la dañara, por eso se adorno de velos, no físicos aunque también, se cubría en realidad con ellos, despistando a todos.
No sé si los dioses te premian o acaso te castigan haciéndote vivir así este sentimiento. ¿Es mejor o peor? me pregunto. Pienso a veces en aquellos que solo se entregan al amor un poquito, aquellos que pueden poner coto a lo que sienten, o acaso es que no lo sienten. Esas personas que mantienen intacto su terreno, que tienen esa tranquilidad para observar y preparar sus respuestas. Quizás amen menos o igual, pero sufren menos.
Con el tiempo he ido descubriendo a muchas personas como ella, vulnerables detrás de esos velos. Se notan por su pasión desbordante, ya sea en el trabajo, en la conversación, en la sonrisa, en sus miradas y luego……………caen en un silencio para recuperarse. Un silencio extraño porque ni entonces dejan de hablar con sus ojos.
Es así como es ella. Que logra empequeñecerme cuando despliega esa sonrisa, cuando abre ese par de brazos donde sin lugar a dudas me quedaría a vivir lo que me queda o lo que ella quisiera. Se adelanta con dos besos que huelen y recuerdan a un amanecer en el campo. Logra que el pecho se me inunde de sensaciones que me desborda………intento apagar ese incendio que se declara tras de mis ojos, no estropear el momento.
Gracias por leer en mis ojos y poseer ese don que tienen algunas mujeres, para disimular, para no daros por enterada de esa cara que se nos queda a los hombres ante vuestra presencia.

2 comentarios:

Abril dijo...

He leído esto como 100 veces y no me canso. Es tan hermoso el amor cuando se vive de forma intensa, pero tan doloroso cuando lo pierdes.

Mara dijo...

Si fue verdad, ¡qué fortuna tuviste, Capitan Smith!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...