A bordo.

Todo lo que usted puede leer es fruto de la imaginación , mía y de muchas personas qúé un dia me contaron.

miércoles, 18 de mayo de 2011

La historia se repite.......

Desde el punto de vista histórico los EE.UU serán observados como una nación que quiso ser imperio, pero resulto ser un “coitus interruptus imperial”. La cantidad de guerras, invasiones, intromisiones, incluso contra ellos mismos y nunca ganaron una. Porque las guerras se ganan al día siguiente de firmar la paz. En eso han sido los campeones de la mala gestión. Todos conocemos la mala prensa de los imperios británicos y español, pero vean como reciben a los reyes de ambos países en sus visitas, al contrario de las caras largas y de circunstancias cuando lo hacen con el norteamericano de turno. Estamos ante un final de etapa histórico, el de EE.UU como líder económico mundial. No supo sobreponerse al de su archienemigo, el comunismo, que falleció en 1989 aunque ya apestaba desde mucho antes.
En arte, en política y en economía las ideas tienden, cuando están a punto de fracasar a exagerar sus conceptos, así llegamos en arte al Barroco y al Churrigueresco como hipérbole. En economía hemos llegado al capitalismo financiero, que es como una inmensa “Las Vegas” donde los apostadores profesionales, mezclados con tahúres y trileros, juegan el dinero sobrante de millones de jubilados del primer mundo. Alguien se ha jugado un farol y ha perdido, hoy todos arruinados. Todos no, los apostadores y tahúres se han llevado su comisión. En el lejano oeste les hubieran linchado, aquí han vuelto a sentarse porque queda la última vuelta de tuerca. Obama me recuerda a Gorbachov, un político honrado y de buenas intenciones. Pero si hubieran leído ambos atentamente la historia del Imperio Romano, Británico y Español, habrían caído en la cuenta que la política no consiste en caer simpáticos, sino eficaces. Ambos eligieron esa práctica tan italiana del “Aggiornamento” de Lampedusa, “Si queremos que todo siga como está, es necesario que todo cambie”. Recuerdan la película de Visconti, “El Gatopardo” con Burt Lancaster inmenso en su papel. Pues europeos y norteamericanos vivimos en ese escenario de ropajes vistosos, como es nuestra tecnología actual, pero rodeados de un mundo en cambio acelerado. Los nobles con sus pelucas empolvadas, tenían administradores para mover su dinero, nosotros igual. Terminaremos lo mismo. La historia se repite.


No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...