A bordo.

Todo lo que usted puede leer es fruto de la imaginación , mía y de muchas personas qúé un dia me contaron.

viernes, 10 de junio de 2011

Tienes las mano frías.


Lo leo en tus ojos, te gusta y te intriga verme titubear cuando me acerco a ti. Eso de “tienes las manos frías” o esos dos besos algo aturrullados, desviados de tu boca en el último momento. Todo es puro nervios y ya lo sé, que no tengo edad (como cantaba Gigliola Cinquetti) para que aún me afecten estas cosas, pero hija que le voy a hacer. Si de alguien es la culpa, digamos que es tuya. ¿Tú crees que puedo mirar a ese par de ojazos como si nada?. ¿Tú crees que puedo acercarme a esos labios y mantener la calma?. Que decir de esos brazos abiertos y sentir como me aprietas contra tu pecho.
Como una máquina del tiempo mi corazón da mil vueltas hacia atrás y todos esos días grises, insulsos, desaprovechados de tantos años, vuelven a pegarse uno a uno en mi almanaque y aunque por fuera nada cambie, por dentro todo es distinto.
Por eso tengo las manos frías, porque toda la sangre está en mi corazón y mi garganta, porque recuerdo aquel beso de Gary Gable a Vivien Leigh, escaleras arriba con ella en brazos o la ternura y la música de “desayuno con diamantes”. Porque ten seguro que no me quedaría en tus mejillas, mejor amarraría mi barco en tu boca y abriría velas tan grandes como tus brazos. Por supuesto tiraría la brújula, porque digo yo……. ¿con esos ojos que puñetas de otro rumbo voy a tomar?.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...