A bordo.

Todo lo que usted puede leer es fruto de la imaginación , mía y de muchas personas qúé un dia me contaron.

miércoles, 31 de agosto de 2011

En medio de la noche.


En medio de la noche
te desvelas
y adivinas mi rostro dormido.
Apoyas tu boca sobre mi frente,
dejas, como al descuido,
tu mano sobre mi pecho,
hasta que nuestros latidos se acompasan.

En medio de la noche,
hostil y oscura,
me guardas,
estremeciéndote a cada
movimiento que hago,
hasta que, femenina y desvalida,
te quedas soñando
como un ángel cansado.

Por la mañana
tengo una alegría que me vive
todo el día, que me asiste
todo el día, sin saber
a qué se debe,
por qué nace.

JOSÉ BATLLO ( España, 1939 )

martes, 30 de agosto de 2011

Fantasias.



Escribo cada palabra aprendida de tus labios en papeles pequeñitos, y los extiendo en mi almohada, para poder seguir oyéndolas de tus labios, cuando sueño. A que saben tus labios, a vainilla y canela?...y tu piel, ese rincón entre tu cuello y tu hombro, a que huele…. A fantasía recuerdo.
Sueños, fantasías, recorrer tu cuerpo con pequeños besos, sostener el amor con nuestras manos como hacen el amor las barcas y la marea, dejándose llevar, suavemente, sin tiempo, solo soñar.
Escribo tu nombre en las cometas que los niños pasean en la playa, para que las leas aunque estés lejos y tengas mis palabras y quizás mis sueños.

sábado, 27 de agosto de 2011

Cosas de lunaticos.





3,30 AM. Allí estaba yo, sentado en la parada del bus, más solo que la una, jurando en hebreo. Quien me mandaría a mi aceptar la invitación de Laura. Si ya sé antes de hacerlo como vamos a terminar, primero besitos luego cariños y luego………como siempre. “Total tu no me quieres…..-
-Siiiiiiiiiiii te quiero,
- No, tu no me quieres, yo si te quiero.
Y esto un par de horas hasta que me voy, Diossssss no tengo coche. Me iré en Bus, ¿Cuánto tardará en venir el próximo?, me pregunto a mi mismo. La parada está auténticamente sola, así que me siento. Estaba cavilando en lo anterior cuando veo venir al sujeto. Otro como yo pienso, cabizbajo, hablando consigo mismo, algo me intriga, viene desaseado, con los faldones de la camisa por fuera, una manga creo rota, el pelo alborotado. Jesús a este encima le han calentado un poco.
-Buenas noches, sabe usted si tarda mucho el autobús.
-Ni idea, eso me preguntaba ahora mismo, ¿le sucede algo?, le veo mal.
-Nada un desajuste solo. La noche ha ido descontrolada. La culpa es del maldito eclipse.
-Qué eclipse respondo.
-El de esta noche, eclipse total de luna.
-No sabía nada, entonces hoy teníamos eclipse?
-El caso es que yo tampoco tenía noticias y claro todo ha salido un churro.
-Entiendo, mejor dicho no entiendo nada.
-Vera es que contaba con una magnifica luna llena esta noche, sucede cada 28 días. También había quedado con Ángela, una chica a la que intento enamorar hace tiempo, pero que hasta ahora haga lo que haga no he podido.
-Ah es de esas que no se decide.
-No que va, es de las que necesita emociones fuertes y en eso estamos, hoy era el día propicio para darle una buena emoción, pero el eclipse lo ha impedido.
- Ahhhhhhhhhh iba a darle una serenata, con la tuna, los mariachis o un grupo de amigos.
-Joder es usted un carca, eso no se lleva ni en los mangos de los paraguas.
En esto la luna fue asomando por detrás del disco negro, primero como una sonrisa pícara, después como una boca sensual. La luz fue adueñándose de la calle. Mi compañero de parada comenzó a moverse extrañamente en su asiento. Lo mire y vi que se le había crecido barba repentinamente, lo mismo que las mangas de su camisa que le quedaban cortas.
-Agggggggggggggggggg que mala suerteeeeeeeeeeee, lo que le hubiera gustado a Angelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa.
En esto se levanto, se desgarro lo que le quedaba de camisa y dijo.
-No hay cosa que joda más a un hombre lobo que un eclipse, y dando saltos, por la avenida añadió….
-Angelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa no te duermas ya voyyyyyyyyyyyyyyyyyyy.

viernes, 26 de agosto de 2011

Tiempos.









Cuando Raúl solicitó el permiso maternal todos lo miramos extrañados, después fueron otros más. Lo siguiente fue el permiso de lactancia de Juan, eso fue más raro, debido a la imagen mental en que lactancia chocaba con lo masculino, pero también terminamos acostumbrados los varones de aquella empresa.
Hoy en el parquecito frente a mi casa se forman dos corrillos; uno de madres a la antigua usanza con sus niños y carritos, todas sentadas una al lado de la otra, charlando animadamente. Al otro extremos una reunión de padres, también con sus niños y carritos. Es la viva imagen del cambio hacia el igualitarismo. Gracias a Dios. Pero a mis ojos observo sutiles diferencias. La primera es la participación en los juegos de Ellos ya que generalmente están de pie o corriendo entre los niños y niñas. Los pequeños también tienen vestimenta distinta según qué grupo, el de las ellas tirando a tonos pastel, profusión de encajes, lazos, vestiditos y zapatos de hebillas. El de ellos todo deportivo y escasamente conjuntado, pero supercómodos.
Con los días de forma progresiva varios niños y niñas del grupo materno se han ido pasando al otro, se juega más y cuando alguna cae, dándose un buen trompazo, los Ellos miran y siguen su charla. El niño ante la escasa atención vuelve a levantarse y con una mano ensalivada se frota su pequeña herida. Después sentados en el suelo charlan animadamente de sus juegos de ordenador, los trucos y maneras de pasar de niveles. Ayer observé que dos madres se han sumado al grupo de Ellos.
Todo esto lo observo y siento una gran esperanza para los hombres. Lo que primero fué una obligación hoy es una elección, una necesidad de vivir esa experiencia, sin esperar a ser abuelos. No sé cómo será el esquema mental de estos niños en un futuro, pero mejor que el nuestro estoy seguro. Que tomen nota los fabricantes de ropa infantil, los anunciantes en TV de detergentes y abrillantadores y los programas de famosas por sus actividades genitales.
Alguien tan serio y buen escritor como Javier Marías titula a su nueva novela “Los enamoramientos”. Ahora nos toca desembarcar en el mundo de las emociones, para mí un respiro, me encontraba solo en esta isla. No se rían pero tiempo al tiempo, tarde o temprano surgirá una Barbará Woods ó una Rosamunde Pilcher para hombres, entonces seremos más iguales.
Ya estaba bien de rebullirnos incómodos en las butacas del cine o de casa, cuando ponen “Los puentes de Mádison”. ¿Has visto memorias de una geisha?, ¿Seda?, ¿Posesión? A mí me encantan verlas con palomitas y rodeado de suspiros de las niñas (por ahora), lo mejor es que ellos (los niños) ya no se marchan a su cuarto.

miércoles, 24 de agosto de 2011

De puntillas...





El sol se fue de puntillas, sin un guiño de color apenas, tan solo un dorado suave como piel de melocotón. Las tardes se hacen amables y el calor deja paso a la brisa. Los días se vuelven más apasionados más dulces. Miro fijamente al mar queriendo ver tu rostro, me lleno los ojos de colores para luego poder escribírtelos. Se marchan también de puntillas mis tardes con el sol y tu ausencia.

lunes, 22 de agosto de 2011

ojos negros.





Si mi reloj fuera de arena,
necesitaría el mar para llenarlo
para vivir uno a uno, lo
que me propones en tu mirada.

No sabia hasta que te conocí,
que le faltaran colores a mis ojos
para ver como se baña el sol,
en el caer de la tarde malva y añil.

Nadie me dijo antes que tu,
te quiero, desde el silencio,
claramente con la punta de los dedos,
y dejar los labios solo para tus besos.

Cómo podía imaginar
que un amanecer trajera esa alegría
después de compartir tu sueño,
y pensar en amarte todo un nuevo día.


Son tantas cosas que me vienen
que me enamoran, que me están llenando
que me encanta vivir de nuevo la vida,
desde el balcón de tus negros ojos.

sábado, 20 de agosto de 2011

El lunar.




Ni el candor de tu rostro, que revela
que tu sensible corazón dormita,
ni tu mórbido seno que palpita,
ni tu inocente gracia que consuela;

ni tus brillantes ojos de gacela,
ni tu boca de grana, urna bendita
donde un beso parece que se agita
cual mariposa que vagar anhela,

inspiran más al alma enamorada,
por tus encantos celestiales loca
ya tu yugo hace tiempo encadenada,

que ese lunar que a adoración provoca...,
¡pequeña, fugitiva pincelada
que el Amor quiso dar junto a tu boca!

NICOLÁS AUGUSTO GONZÁLEZ.Guayaquil( Ecuador )1858-1918

viernes, 19 de agosto de 2011

Las tonterias que a un hombre le vienen a la cabeza en Cádiz. un día de levante.





La figura bíblica de Salomé volviendo loco a un Rey Judío, quitándose velo a velo mientras ejecutaba una danza, nos explica el sentido de la seducción y el misterio. Serviría lo mismo hoy en día el ejemplo de un hombre que sepa suscitar esta seducción en una mujer, quizás sin necesidad de los siete velos, pero no le quepa duda que venimos al mundo con esos velos, aunque con otra localización.
El conocimiento absoluto del otro conlleva directamente al aburrimiento, no hay manera más rápida para alcanzar un divorcio que compartirlo todo. Una de las causas de que existan tantos, no es la facilidad de contactos sexuales, es lo pequeñas que son las viviendas. Con forme aparecen los ronquidos y otras músicas fisiológicas de origen incierto, sobreviene el desencanto. Ava Gardner no seguiría siendo un icono erótico si apareciera una foto de ella desnuda con celulitis o de Robert Redford en tanga.
Lo velos, eso es lo esencial, mantener siempre un aura de misterio, misterios físicos y síquicos, tener un relato que contar. Meryl Streep tiene una escena tremendamente erótica con su cazador, lo mantiene en vilo con una simple historia…..simple?, no en absoluto. Sherezade logro sobrevivir con mil y un relatos. Asi es la mente del la mujer u hombre. El órgano sexual por excelencia en nuestra mente, la de aquel rey, la suya, del otro y la mía. Aprenda lo de los velos, en sentido figurado claro, el resto es higiene, un cierto sentido estético, ni nosotros ni vosotras debemos adelantarnos a la edad. Y no pretenda descubrir con las prisas, nada más que lo que tenga hoy enfrente, deje pasar mil, dos mil o las noches que sean y disfrútelas plenamente.
Que no le vendan a ustedes milongas de cirugías estéticas, con siliconas como si fueran muebles de cocina en un catalogo. No hay cosa peor que meterle el diente a una fruta de invernadero, se te queda una cara horrible. Como lo natural nada
Sobre todo eso tan difícil de lograr ser único a los ojos del de enfrente, captar su atención y extender una alfombra mágica, donde ella y él estén deseando volver cada tarde, cada noche, cada día. Siete velos, y entre uno y otro, mil días de seducción, cariño y ternura.
Absténgase de mirar el reloj ( si usted es él) o preguntar qué vamos a comer mañana (si usted es ella).


Foto de ACADEMIA DE DANZA ARABE "SHASADI" .Morella. México

miércoles, 17 de agosto de 2011

Hubo una vez.






Hubo una vez un tiempo en que vivió un hombre. Como otros muchos más entre los millones de este país:
Que fue declarado hombre a los 14 años y puesto a barrer talleres y llevar agua a los campos.
Que solo conocía dos tipos de camisas, una blanca los domingos y una de cuadros el resto.
Que sus regalos eran una y otra vez, media docena de pañuelos de cuadros.
Que “ Varón Dandi” era su colonia y la de todos.
Que en la barbería tenían un masaje de afeitar “Floid” para los señores. Peluquería tenían las señoras
Que su jabón de afeitar era “ La Toja”, porque no había otro en la tienda.
Que por lo mismo había una sola hoja de afeitar “MSA”.
Que del amor le hablo la Kety, la puta del pueblo de al lado con la que aprendieron todos.
Que solo viajó lejos cuando hizo la mili, según ven sus hijos en unas fotos.
Que se caso después de diez años de novios y aun virgen los dos.
Que siempre hizo el amor a oscuras.
Que no pudo estar en los partos de sus hijos, porque trabajaba de sol a sol.
Que esos hijos le hablaron de usted siempre.
Que su mujer le dijo marido y su nombre cuando le hablaba a solas.
Que se tomaba dos cervezas en las fiestas de la patrona.
Que tenía una botella de coñac para el invierno, los dolores de muelas y el dolor de estomago.
Que su hijo lo vio llorar cuando a su vez marcho al ejército, aunque era la “carbonilla”del tren según mantuvo siempre su esposa.
Que se murió una madrugada sin dar ruido, cansado nada más de trabajar.
Que sus hijas descubrieron después de morir su madre, cartas de amor de aquel hombre tan serio y tan aburrido.
Que lloraron todos a leer una poesía dedicada a ella.
Que no recuerdan un mal gesto, una mala palabra, ni siquiera una amenaza.
Que si se acuerdan de verlo sentado mirando al horizonte en la puerta de aquella casa.
Que fue un hombre más entre millones de hombres como él
Que jamás pasaron a la historia, porque no fueron nadie.

"Dedicado a millones de seres humanos nacidos hombres, desterrados de la ternura, analfabetos, de piel seca y ausentes de contacto con cualquier otra piel. Todos nacieron con un corazón como los demás. Murieron sin tener noticia, que formarían después parte de los tiempos machistas".

martes, 16 de agosto de 2011

Gracias amiga mía.


Ahora que estamos solos tu y yo
quiero darte las gracias
no se explicarte muy bien porqué
porque son tantas cosas…………
Las he ido descubriendo poco a poco,
con sorpresa.
Primero en la mirada de la gente
en sus saludos,
en su forma de pararme en la calle
con cualquier excusa.
Yo que me creí gris o transparente.
Después en esa sonrisa de muchas mujeres,
con ese mirar profundo que tenéis
y ese entornar los ojos, tratando de adivinar……
y no soy yo, no, es a ti a quien ellas ven.
Por eso te doy la gracias,
por tu sonrisa cuando esta nublado,
por tus migajitas de pan, en las noches de infierno
para que no me pierda.
Por ponerme una luna en mi ventana,
por dejarme sueños en la almohada,
por arrancar ese disfraz de cartón
y dejarme desnudo, siendo yo.
Por entenderme, aun no se si eres brujilla
eres mi ángel…o...
encontraste mi manual de instrucciones
de toda maneras…………
.. gracias.

Playas urbanas.

Tener el mar al alcance de tu mano es un lujo, ya sea porque tienes un ratito de nostalgia, de melancolía, de inmensa alegría. Un espacio para ese paseo a solas o de la mano de un presente o ausente, para tomar un cafelito con una cristalera grande viendo las olas romper o morir........todo es una paisaje y un tiempo. Somos hijos del mar y con él (o ella), hablamos y nos comunicamos. En realidad nos hablamos a nosotros mismos, pero sin que nos volvamos mas locos de lo que la ciudad nos pone. Tener una playa urbana a mano es como decir que tenemos nuestro diván y nuestro psiquiatra en la salita de estar.

lunes, 15 de agosto de 2011

Abreviando.


Nos enseñaban de pequeños aquella frase “Lo bueno si breve dos veces bueno”, con el libro en una mano y una regleta en la otra, el maestro iba pasillo arriba y abajo, engolando su voz mientras por el rabillo del ojo, buscaba el destinatario del próximo regletazo.
Esa frase que digo yo debe ser buena para los partos, para que te fusilen, un tacto rectal, quitarte una espina de la garganta, no se muchas cosas. Pero otras estoy en desacuerdo, por ejemplo si haces el amor, lo de breve igual a dos veces bueno pues como que no. Lo mismo cuando me siento enfrente tuya y me pirro por ver como gesticulas, mueves las manos y mientras…….tus ojos como dos GPS intentando penetrar mi frente.
Breve me resulta cada momento que estoy contigo aunque sean horas, breve es la distancia que existe entre tus manos y las mías cuando nos sentamos a cada lado de la mesa, breve, brevísimo es ese roce de mejillas cuando nos damos los dos besos (en España son dos). Así que ni breve ni bueno.
Si breve es cuestión de tiempo, mi reloj parece el de Fernando Alonso cundo estoy a tu lado. Si breve es distancia, es de lo poco que estaría de acuerdo, achicarla. Si breve es el roce de tu mano en la mía, tu charla animada................, entonces maldita brevedad.

Poema de amor de Serrat.


viernes, 12 de agosto de 2011

Sigamos indignándonos......


A veces Dios nos castiga, dándonos lo que le pedimos.
Isak Dinessen. Memorias de África.

Cuando Asimov nos describía un mundo poblado de robots, todos asimilábamos el escenario a un futuro lejano. Hoy aunque no tengan forma humana, estamos rodeados de tales máquinas, que piensan y actúan, eso sí siguiendo nuestras ordenes.
Cámeron, Zapatero, Berlusconi, Sarkozy, Obama, son vapuleados por su “oposición” respectiva, ya sean de izquierda o derecha por su mala gestión de esta crisis. Cuando parece que llegan a un acuerdo, las bolsas de Nueva York, Londres, Tokio o Madrid, hacen lo que les da la gana, descendiendo a ritmo vertiginoso. Hasta ayer los economistas no encontraban el quid de la cuestión. Hasta ayer que encontraron el motivo.
Hace poco se nos ofreció a todos la posibilidad de ser unos Mini-broker, unos mini tiburones al estilo de Michael Douglas. Un programa informático nos permite mediante un inversión no grande, comprar y vender en todas las bolsas mundiales a ritmo vertiginoso. El programa mediante cálculos heurísticos se anticipa a las bajadas y subidas. Aunque las ganancias son cortas, al estar activado continuamente nos promete grandes ganancias a la larga. El problema surge cuando además de usted, son muchos millones de aspirantes a tiburones, imagine que un millon de personas dediquen 3.000 euros a esto, estaríamos hablando de 3.000 millones de euros. Al menor movimiento de ventas, todos venden autmaticamente al estar programados.
Los brokers de “carne y hueso”, ante el panorama, siguen por si acaso detrás de ellos. El resultado la locura y en un día pierden un 25% de su valor un grupo de empresas sin comerlo ni beberlo. Se calcula que un 50% de las operaciones de esta última semana se hicieron de esta forma. Ayer se han prohibido. Asimov no estaba loco, nuestros pequeños robots nos la han jugado.
Pero detrás de todo esto y al final estamos todos, son los ahorros de millones de personas, fondos de pensiones….gente normal, que puestos en las manos de agentes que prometen altos beneficios, mueven la economía del mundo, suben o dejan caer empresas. Envían al desempleo a miles de seres humanos, provocan el hambre en muchos países al dejar caer sus materias primas. Cuando se destapó el escándalo de las zapatillas deportivas, hechas por niños en aquellos países que todos sabemos, las marcas tuvieron que plegar velas. Deberíamos comenzar a exigir a nuestros gobiernos que los bancos aclaren, donde están esos negocios de tan alta rentabilidad.
Acaso no somos escrupulosos con las etiquetas de los alimentos que comemos?.

jueves, 11 de agosto de 2011

Daños colaterales.


Cuantos hombres podrían recitar con su mente (en silencio), esos tres últimos versos que Rosario Bernabé compuso en el poema “Nada que decir”. Cualquier tarde, en cualquier lugar, sentados en un banco al borde de una carretera o quizás en una plaza, verán ustedes a hombres ya de edad, en silencio, mirando afuera y dentro, pero sobretodo inclinados observando sus manos.
Ahora que por fin caminamos hacia la igualdad; a saltos, empujones, de la mano o del cogote. Ahora que por fin nos hemos despojado los hombres, de tantos uniformes, cánticos, decálogos y de ese papel de lija de dos caras (la de adentro aun mas dañina), que ante la primera sombra oscura en nuestro bigote, era obligado enfundarse. Ahora que hablar de ternura y sentimientos no levanta sospechas………Ahora quizás sea tarde para muchos de ellos………y de ellas, que calladamente, con ternura, los miran recordando a aquel joven tan risueño. Ellos avergonzados, con disimulo, solo observan sus manos, sin encontrar esas palabras para poder contarle a ella, cómo aún alzan el vuelo las mariposas de sus dedos.

miércoles, 10 de agosto de 2011

Nada por decir.



Cuando nada me queda por decir,
mi vida es como un sorbo de nostalgia,
barrunto entre zarzales invenciones,
recorro laberintos insensatos

y aparto el musgo gris de mi arco iris,
que araña sin piedad y sin conciencia
los tristes surcos del discernimiento.
Y cuando el tiempo aquieta ya mi voz

y mis huesos se inundan de ceniza,
mi voluntad se escancia de vigores,
ya no queda lugar para el asombro.

Cuando nada me queda por decir,
se escapan mariposas de mis dedos
elevando su vuelo sin destino.


Rosario Bersabé Montes. Écija, Sevilla.









Oda a una estrella


Asomando a la noche
en la terraza
de un rascacielos altísimo y amargo
pude tocar la bóveda nocturna
y en un acto de amor extraordinario
me apoderé de una celeste estrella.

Negra estaba la noche
y yo me deslizaba
por la calle
con la estrella robada en el bolsillo.
De cristal tembloroso
parecía
y era
de pronto
como si Ilevara
un paquete de hielo
o una espada de arcángel en el cinto.

La guardé
temeroso
debajo de la cama
para que no la descubriera nadie,
pero su luz
atravesó
primero
la lana del colchón,
luego
las tejas,
el techo de mi casa.

Incómodos
se hicieron
para mí
los más privados menesteres.

Siempre con esa luz
de astral acetileno
que palpitaba como si quisiera
regresar a la noche,
yo no podía
preocuparme de todos
mis deberes
y así fue que olvidé pagar mis cuentas
y me quedé sin pan ni provisiones.

Mientras tanto, en la calle,
se amotinaban
transeúntes, mundanos
vendedores
atraídos sin duda
por el fulgor insólito
que veían salir de mi ventana.

Entonces
recogí
otra vez mi estrella,
con cuidado
la envolví en mi pañuelo
y enmascarado entre la muchedumbre
pude pasar sin ser reconocido.
Me dirigí al oeste,
al río Verde,
que allí bajo los sauces
es sereno.

Tomé la estrella de la noche fría
y suavemente
la eché sobre las aguas.

Y no me sorprendió
que se alejara
como un pez insoluble
moviendo
en la noche del río
su cuerpo de diamante.

Pablo Neruda. Chile 1904-1973

martes, 9 de agosto de 2011

Podría.




Podría perfectamente suprimirte de mi vida,
no contestar tus llamadas,
no abrirte la puerta de la casa,
no pensarte, no desearte,
no buscarte en ningun lugar comun y no volver a verte,
circular por las calles por donde se que no pasas,
eliminar de mi memoria cada instante que hemos compartido,
cada recuerdo de tu recuerdo,
olvidar tu cara hasta ser capaz de no reconocerte,
responder con evasivas cuando me pregunten por ti,
y hacer como si no hubieras existido nunca.
Pero te amo.

Darìo Jaramillo Agudelo. Antioquía (Colombia). 1947

Dos.




Tu recuerdo es... la lanzada azul de una flor.
no me acuerdo de cómo se llama.
A lo largo de una enhiesta amapola que gotea hay fuego y seda.
Y te cubren

Carl Sandburg. EE.UU. 1878-1967.

lunes, 8 de agosto de 2011

Un rengue.





De Sanlucar a Tarifa, el sol se adueña de fachadas y espadañas. Un rengue se dice aquí, un descanso para que se entienda, tras el cual la luz va a tus ojos y rebusca en tus adentros la capacidad de sorprenderte. Yo entorno los parpados para apresarla, porque ese fogonazo azul me trae miles de recuerdos….el mar, olor a sal, fuerte, muy fuerte y mas blancura brota en las salinas, aun mas luz si cabe.
….y tú. Cádiz y tú….o tú y Cádiz. Se me desprenden los años y se pueblan de ganas mis ojos de verte, sentada mirando a lo lejos, de tanto mirarte dentro. Me gusta este rincón donde se cita mi Guadalquivir con la mar. Geranios reventones como tus labios en el balcón de tu cara, se bambolean tus caderas con ese paso menudo, cuando revoloteas por la calle. Me ves desde lejos y con un pícaro ademán arrancas mi sonrisa, para sentarla como dos zagales junto a la tuya.
Luz, sal, vida, tú y allí al fondo……….. el mar.

sábado, 6 de agosto de 2011

Rosas amarillas para tí.




Yo te fui desnudando de ti mismo,
de los «tus» superpuestos que la vida
te había ceñido...

Te arranqué la corteza -entera y dura-
que se creía fruta, que tenía
la forma de la fruta.

Y ante el asombro vago de tus ojos
surgiste con tus ojos aún velados
de tinieblas y asombros...

Surgiste de ti mismo; de tu misma
sombra fecunda, intacto y desgarrado
en alma viva...

..............

Si me quieres, quiéreme entera,
no por zonas de luz o sombra...
Si me quieres, quiéreme negra
y blanca, Y gris, verde, y rubia,
y morena...
Quiéreme día,
quiéreme noche...
¡Y madrugada en la ventana abierta!...
Si me quieres, no me recortes:
¡Quiéreme toda... O no me quieras!

..............

El beso que no te di
se me ha vuelto estrella dentro...
¡Quién lo pudiera tornar
-y en tu boca...- otra vez beso!.

...............

Poema LVII.

No te nombro; pero estás en mí
como la música en la garganta del ruiseñor
aunque no esté cantando.

............

Un amor indeciso se ha acercado a mi puerta...
Y no pasa; y se queda frente a la puerta abierta.

Yo le digo al amor: - ¿Qué te trae a mi casa?
Y el amor no responde, no saluda, no pasa...

Es un amor pequeño que perdió su camino:
Venía ya la noche... Y con la noche vino.

¡Qué amor tan pequeñito para andar con la sombra!...
¿Que palabra no dice, qué nombre no me nombra?... <


¿Qué deja ir o separa? ¿Que paisaje apretado
se le quedó en el fondo de los ojos cerrados?...

Este amor nada dice... Este amor nada sabe:
Es del color del viento, de la huella de un ave.

(...) Extraño amor sin rumbo que me gana y me pierde,
que huele las naranjas y que las rosas muerde...

Que todo lo confunde, lo deja... ¡Y no lo deja!
Que esconde estrellas nuevas en la ceniza vieja...

Y no sabe morir ni vivir: Y no sabe
que el mañana es tan solo el hoy muerto...
El cadáver futuro de este hoy claro, de esta hora cierta...
Un amor indeciso se ha dormido a mi puerta...

Dulce María Loynaz. Cuba 1902-1997

miércoles, 3 de agosto de 2011

Cosas que aprender.


En este País hemos vivido épocas esquizofrénicas, a mi que me encanta el cine ahora me viene a la cabeza, que un día veíamos “Bienvenido Mr. Marshall” y al día siguiente nos ponían a Rod Hudson y Doris Day en una comedia. Lo raro es que mientras la primera era en blanco y negro, nuestro mundo real, la otra era en color. En la norteamericana veíamos teléfonos de colores, aspiradoras, lavaplatos, frigoríficos, coches, piscinas, solteros en apartamentos, parejas divorciadas. Pero para no volvernos locos, quizás pensábamos que era como ver una de Star Trek, ciencia ficción pura.
Todos esos chismes nos fueron llegando poco a poco, también lo bueno que es, que los políticos solo estén dos elecciones en un cargo, pero aun no ha llegado del todo dos cosas creo fundamentales. La admiración por el esfuerzo personal y el rechazo a la mentira, como sinónimo de fraude o engaño.
Cuando a un político que pregona su integridad ante los micrófonos, le pillan en una mentira, acaban con su carrera. Da igual, si mintió a su pareja estando con otra persona, si empleó a un inmigrante sin asegurarlo, si falseo sus impuestos, o metió la mano en el cajón, mentir no está permitido. Cuando te pillan si quieres rehabilitarte, aparte de dimitir tienes que ir al micrófono, reconocer tu mentira y pedir perdón. Es una costumbre venida del protestantismo que no reconoce la confesión en privado sino pública. Además perdonan pero siempre después de oírlo en voz alta. Por eso te dan ese impreso verde en el avión antes de entrar en su país, con preguntas tan aparentemente entupidas como ¿va usted a atentar contra la vida del Presidente?. Estúpidas para nosotros, vitales para ellos. Deberíamos importar esta costumbre de no permitir mentiras, ni medias mentiras, ni casi la verdad, ni los silencios. No solo en los políticos sino en nosotros mismos.
Para navegar en medio del mar, un capitán necesita orientarse a partir de puntos fijos; el sol, las estrellas, el reloj, su brújula, sus cartas de navegación. Con todo ello se sitúa en la mar y nosotros nos situamos en medio de la vida tomando como referencias puntos y valores que damos como fijos. La lealtad, la honradez, la verdad, la fidelidad, la amistad y el amor son nuestras estrellas. Son contratos nunca escritos que uno hace consigo mismo y con los demás.
Un día si y el otro también nos damos cuenta, de la falta que nos haría de copiar a los norteamericanos cuando vemos politicos corruptos alardeando de integridad. Cuando la deslealtad es tomada, como oportunidad o inteligencia de cambiar a tiempo al bando ganador. Que la honradez es cuestión de matices o de cantidad de dinero. Cuando uno se ve vendido o desnudo por una amistad parlanchina y oportunista. Cuando la verdad incluye sucedaneos como las medias verdades, omisiones o los silencios, dejando creer al otro lo que no es, porque no nos interesa. Cuando dicen "te amo" que aparte de ser unas preciosas palabras, es un Pack que incluye siempre el compromiso, de dedicar en exclusiva tu cuerpo y corazon a otra persona solamente y a la vez defienden la teoria que amor y sexo van aparte.
Cuando estos valores solo son palabras bonitas pero huecas, porque cuando nadie nos ve y por detrás hacemos lo contrario, el resultado es que todos vamos a la deriva.
Me siguen enamorando esas estrellas de siempre, las necesito porque sin ellas estoy perdido.

Indignados.


Atravesamos una época de “indignación” y existen razones para ello, pero lo que es para mi sigue siendo incompleta, porque ¿hasta donde llega nuestra indignación?, ¿nos incluye a nosotros en lo que nos toca?. No es solo contra políticos o banqueros la cosa, ellos nos engañaron, pero nosotros fuimos a comprar la moneda falsa y mientras mantengamos esa moneda en nuestra mano, seguiremos siendo presa de ellos.
Siempre me impactó la frase de Kennedy cuando dijo…No es lo que tu País puede hacer por ti, es lo que tú puedes hacer por él… y nuestro País comienza por nuestra casa. Nuestro comportamiento en nuestro microcosmos, lo vertemos después en la sociedad. En mi época y no hace tanto, nadie me explicó que debía trabajar en lo que fuera y cuanto antes, porque se consideraba de “poco hombre” pedir dinero a nuestros padres. Todos lo hacíamos, todos nos fuimos sin red protectora a un apartamento entre cuatro o seis o los que fueran, con cuatro poster y muchas ganas e ilusión. Me pregunto cuantos de estos indignados treintaañeros, aun dejan la ropa sucia en el suelo del cuarto de baño, para que su madre la encuentre. Después comen, se meten en su habitación-apartamento y critican al gobierno que no les proporciona otra “lactancia bien pagada” a perpetuidad.
La dignidad ya que escribo de indignación es algo que emana de nosotros mismos hacia fuera, es la que cada cual se exige si mismo. No es indigno ni uno solo de los trabajos que se puedan encontrar, es indigno quien lo acepta y lo hace mal. Esta crisis terminará llevándose como un tsunami a todos por delante, unos por consentidores, por despistados, por crédulos, por niños-perpetuos.
Se impondrá (espero) la sensatez y los valores de siempre. Solo tenemos que mirar afuera. Nadie compra pisos en Europa, a los hijos se les educa para que se hagan responsables de si mismo a una edad razonable, pero nunca después de los 25. Tras lo cual los padres rehacen su vida económica y sentimental, porque son, fueron y necesitan volver a ser pareja, como eran antes de su llegada.

martes, 2 de agosto de 2011

Un sorbete de aire fresco.



La letra de esta canción es de una furibunda adolescencia, pero conmovedora. Me encanta que los que vienen detrás aun puedan decir estas cosas, tan viejas y tan de siempre.

de sirenas y marinos.




Supongo que todos los hombres tenemos una sirena en la mente, una mujer que con los años va cambiando de aspecto. Primero nos pirra esas melenas largas, luego el gusto se va ampliando por los rizos, el color. Después podríamos hablar de todos los accidentes anatómicos hasta llegar a entender el atractivo de los dedos de los pies. Lo mismo es en cualquier aspecto de la persona, carácter, sentido del humor.
Vestimos y desvestimos a nuestra sirena a lo largo de la vida, como nuestras hermanas a aquellas muñecas. Pero con el tiempo vivido van poquito a poco saliendo a relucir cosas impensables. Son y permítanme el ejemplo, como cuando escuchas a un entendido en vino. Se acerca la copa a la nariz y nos habla de los aromas, a frutas, a flores, a tipos de madera. Con la edad tu nariz metafóricamente hablando, te descubre en esa sirena todos esos aromas y sin saber porqué, la brújula de tu corazón te enciende una lucecita que avisa de un puerto cercano.
Quizás no se parece en nada esa sirena a nadie famoso, pero es mi sirena. La mía es alegre, me arranca una sonrisa incluso cuando esta enfadada, no….muy enfadada, cuando inventa un truco para meterme por el ojo de esa aguja que jure nunca atravesar. Me gustan sus silencios tanto como sus largas charlas. Me gusta cuando defiende ese espacio donde yo cuento mis cosas. Me gustan sus ojos y verme en ellos como ella me ve. Son esos sus aromas que la hacen tan bonita, hasta tiene un pelo largo y precioso.
El resto; títulos, diplomas, dineros…..no son colores que me sirvan, para dibujar una puesta de sol con ella.

Una copa al anochecer.







-Reginald amigo mío, lo tenemos crudo. Anoche estaba tomando una copa con una joven de 40 años. Comencé……, como…… cuatro conversaciones distintas. Ni flores……, apunta; licenciada en dos cosas…..déjame que recuerde, -Ah si matemáticas y……derecho, eso era…..abogada, también exdelegada del gobierno en dos lugares distintos, exdirectora de recursos humanos de una consejería, ahora directora de una fundación de estas que son, como los boxes de los Formula 1……. no, el Pit Lane….jejejejeje ese lugar donde en carrera te cambian los neumáticos, te llenan el deposito y te limpian el casco y rápidamente a pista. Hablaba por los codos, mas que yo, por supuesto tenia niños ya en la universidad y un ex….. que creo está en la política, pero ya no me acuerdo de quien me dijo.
Además pensé……….. por su edad…… no es de la generación de los potitos luego, sabe cocinar, etc, etc, es decir en labores caseras me gana, de cremitas tampoco y ahora viene lo mejor tenía el título mas grande de navegación, si hijo, su barco es mayor que el nuestro. En esta disquisición estaba cuando ella me dijo……
.- ¿Qué piensas?.
- Pues que la tienes más grande que yo….
- ¿Cómo dices? –
- Perdona es parte de mi inconsciente, una barbaridad machista respondí, Si hija que lo único donde te supero es en la edad quería decir.
- Pero te has referido a lo del tamaño, supongo te referías a …..eso.
- Bueno igual que vosotras competís en lo de los senos caídos, el código de barras y otras cosas.
- Una tontería, porque con un buen cirujano se arregla.
- Viagra se llama el nuestro cuando la cosa se “cae”.
- Comenzó a reirse…-total que estamos empatados.
- ¿Porqué, tomas Viagra tu también………….eso le arranco una carcajada.
- Noooooooo ni tampoco he ido al cirujano.
- Volvemos a estar empatados.
- No dicen Vds que el tamaño no importa.
- A mi el único tamaño que me interesa ahora mismo es la carcajada que has dado y que por fin has soltado el bolso, eso quiere decir que te quedaras por lo menos un rato y lo tomaré como un cumplido.
- Al menos veo que si eres observador. ¿De que quieres que hablemos?.
- Puesto que ya sabemos de lo que no nos interesa………..que me cuentas de ti.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...