A bordo.

Todo lo que usted puede leer es fruto de la imaginación , mía y de muchas personas qúé un dia me contaron.

lunes, 15 de agosto de 2011

Abreviando.


Nos enseñaban de pequeños aquella frase “Lo bueno si breve dos veces bueno”, con el libro en una mano y una regleta en la otra, el maestro iba pasillo arriba y abajo, engolando su voz mientras por el rabillo del ojo, buscaba el destinatario del próximo regletazo.
Esa frase que digo yo debe ser buena para los partos, para que te fusilen, un tacto rectal, quitarte una espina de la garganta, no se muchas cosas. Pero otras estoy en desacuerdo, por ejemplo si haces el amor, lo de breve igual a dos veces bueno pues como que no. Lo mismo cuando me siento enfrente tuya y me pirro por ver como gesticulas, mueves las manos y mientras…….tus ojos como dos GPS intentando penetrar mi frente.
Breve me resulta cada momento que estoy contigo aunque sean horas, breve es la distancia que existe entre tus manos y las mías cuando nos sentamos a cada lado de la mesa, breve, brevísimo es ese roce de mejillas cuando nos damos los dos besos (en España son dos). Así que ni breve ni bueno.
Si breve es cuestión de tiempo, mi reloj parece el de Fernando Alonso cundo estoy a tu lado. Si breve es distancia, es de lo poco que estaría de acuerdo, achicarla. Si breve es el roce de tu mano en la mía, tu charla animada................, entonces maldita brevedad.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...