A bordo.

Todo lo que usted puede leer es fruto de la imaginación , mía y de muchas personas qúé un dia me contaron.

viernes, 19 de agosto de 2011

Las tonterias que a un hombre le vienen a la cabeza en Cádiz. un día de levante.





La figura bíblica de Salomé volviendo loco a un Rey Judío, quitándose velo a velo mientras ejecutaba una danza, nos explica el sentido de la seducción y el misterio. Serviría lo mismo hoy en día el ejemplo de un hombre que sepa suscitar esta seducción en una mujer, quizás sin necesidad de los siete velos, pero no le quepa duda que venimos al mundo con esos velos, aunque con otra localización.
El conocimiento absoluto del otro conlleva directamente al aburrimiento, no hay manera más rápida para alcanzar un divorcio que compartirlo todo. Una de las causas de que existan tantos, no es la facilidad de contactos sexuales, es lo pequeñas que son las viviendas. Con forme aparecen los ronquidos y otras músicas fisiológicas de origen incierto, sobreviene el desencanto. Ava Gardner no seguiría siendo un icono erótico si apareciera una foto de ella desnuda con celulitis o de Robert Redford en tanga.
Lo velos, eso es lo esencial, mantener siempre un aura de misterio, misterios físicos y síquicos, tener un relato que contar. Meryl Streep tiene una escena tremendamente erótica con su cazador, lo mantiene en vilo con una simple historia…..simple?, no en absoluto. Sherezade logro sobrevivir con mil y un relatos. Asi es la mente del la mujer u hombre. El órgano sexual por excelencia en nuestra mente, la de aquel rey, la suya, del otro y la mía. Aprenda lo de los velos, en sentido figurado claro, el resto es higiene, un cierto sentido estético, ni nosotros ni vosotras debemos adelantarnos a la edad. Y no pretenda descubrir con las prisas, nada más que lo que tenga hoy enfrente, deje pasar mil, dos mil o las noches que sean y disfrútelas plenamente.
Que no le vendan a ustedes milongas de cirugías estéticas, con siliconas como si fueran muebles de cocina en un catalogo. No hay cosa peor que meterle el diente a una fruta de invernadero, se te queda una cara horrible. Como lo natural nada
Sobre todo eso tan difícil de lograr ser único a los ojos del de enfrente, captar su atención y extender una alfombra mágica, donde ella y él estén deseando volver cada tarde, cada noche, cada día. Siete velos, y entre uno y otro, mil días de seducción, cariño y ternura.
Absténgase de mirar el reloj ( si usted es él) o preguntar qué vamos a comer mañana (si usted es ella).


Foto de ACADEMIA DE DANZA ARABE "SHASADI" .Morella. México

2 comentarios:

Anderea dijo...

Pues sí, a mí también me parecen tonterías, Capitán. Pero... divertidas y... agotadoras de poner en práctica.

Buen domingo.

Capitán Smith dijo...

Gracias Anderea, exacto al menos divertidas.Besos

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...