A bordo.

Todo lo que usted puede leer es fruto de la imaginación , mía y de muchas personas qúé un dia me contaron.

lunes, 8 de agosto de 2011

Un rengue.





De Sanlucar a Tarifa, el sol se adueña de fachadas y espadañas. Un rengue se dice aquí, un descanso para que se entienda, tras el cual la luz va a tus ojos y rebusca en tus adentros la capacidad de sorprenderte. Yo entorno los parpados para apresarla, porque ese fogonazo azul me trae miles de recuerdos….el mar, olor a sal, fuerte, muy fuerte y mas blancura brota en las salinas, aun mas luz si cabe.
….y tú. Cádiz y tú….o tú y Cádiz. Se me desprenden los años y se pueblan de ganas mis ojos de verte, sentada mirando a lo lejos, de tanto mirarte dentro. Me gusta este rincón donde se cita mi Guadalquivir con la mar. Geranios reventones como tus labios en el balcón de tu cara, se bambolean tus caderas con ese paso menudo, cuando revoloteas por la calle. Me ves desde lejos y con un pícaro ademán arrancas mi sonrisa, para sentarla como dos zagales junto a la tuya.
Luz, sal, vida, tú y allí al fondo……….. el mar.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...